Física en acción: Aprender Física nunca fue tan divertido

Escrito por Domingo Méndez el día 27/12/2013 - 17:44

Lanzadera¿Cómo hacer responsables a los alumnos de su aprendizaje? En la metodología de transmisión, el contenido es el punto central del proceso de enseñanza-aprendizaje; además, los conceptos se dan cerrados y el único objetivo es su reproducción. En el aprendizaje por proyectos, es el alumno el elemento central, y los contenidos son puntos de apoyo para llegar a la comprensión. Delegar en el alumno unas metas de aprendizaje, proporcionándole herramientas y apoyo en el docente y sus iguales, fomenta la participación del alumnado, aumenta su implicación, activa su motivación y permite la individualización y personalización del aprendizaje. El docente tiene dos funciones: generar las preguntas y los estímulos que proporcionen el desequilibrio, y guiar el proceso que lleve a los alumnos a superar el conflicto cognitivo o de aprendizaje.

El proyecto "Physics on the go" es un PBL (Problem Based learnig) realizado con alumnos de 3º y 4º de ESO del Colegio San Diego y San Vicente de Madrid. La gran pregunta que los estudiantes han de responder es: ¿cómo funcionan las atracciones del parque de atracciones? Para poder completar este reto con éxito utilizaron distintos tipos de dispositivos móviles iPads del colegio, tabletas BQ, gracias al proyecto edumovil de la Universidad Autónoma de Madrid, Ipods cedidos por la asociación Aulablog y los propios dispositivos de los alumnos. 

Tiro a canastaAntes de revolver la pregunta conductora del proyecto, cada equipo ha de investigar la cinemática, la dinámica y el principio fundamental de la conservación de la energía en su entorno más próximo tales como patio del colegio, ascensores, metro, autobús, escaleras mecánicas, etc.

Cuatro premisas son la base de este proyecto: el aprendizaje basado en la comprensión, el desarrollo de competencias, el m-learning y el alumno como protagonista. Estas bases pedagógicas proporcionan las claves para el diseño y desarrollo del proyecto. 

Esta experiencia tiene como principal reto que los alumnos descubran los principios fundamentales físicos en su entorno más próximo. El proyecto se basa en la aplicación práctica del método científico. Los alumnos han de observar, plantearse problemas, formular hipótesis, diseñar procedimientos experimentales, experimentar, tomar datos, estimar, calcular, representar y analizar los resultados, descartar hipótesis no validadas, establecer sus propias conclusiones y defenderlas ante sus compañeros.

En el parque

El proyecto se desarrolla en cinco fases:

  • Durante la primera fase, se detectan las necesidades de aprendizaje, se crean los grupos cooperativos formales, se consensúa con los alumnos la rúbrica de evaluación, se reparten los roles y se planifican las entregas parciales.
  • En la segunda fase, se realizan varias actividades de inmersión, donde los alumnos utilizan las leyes de la Cinemática y la Dinámica para explicar movimientos cotidianos en un entorno cercano. Para abordar esta tarea y con el fin de generar una cultura de pensamiento en el aula, se utilizan rutinas y destrezas de pensamiento. 
  • En la tercera fase del proyecto, los alumnos realizan una actividad de campo en un parque de atracciones.
  • En la fase de desarrollo, a partir de las medidas realizadas en las fases anteriores, los equipos interpretan los resultados obtenidos, crean tablas, procesan y representan los datos gráficamente, descartan y/o confirman hipótesis y emiten sus propias conclusiones. Se crean los informes de investigación en formato blog, web o wiki y se editan los cortos científicos.
  • En la última etapa, se defienden oralmente las investigaciones realizadas. 

 

Martillo

Aprendizaje conectado: Los dispositivos móviles, iPads, iPods y smartphones, nos permiten situar el aprendizaje en un entorno real. La calle, el metro, el patio del colegio o un parque de atracciones se convierten en un gran laboratorio real, donde los alumnos observan, miden, estiman, toman datos y realizan cálculos. La tecnología móvil favorece la colaboración entre estudiantes. Las herramientas 2.0, especialmente Google Drive, favorecen la edición colectiva de documentos y hojas de cálculo. La plataforma Edmodo proporciona al proyecto el componente social del aprendizaje, aumentando la comunicación entre alumnos, abriendo la experiencia a las familias y posibilitando el seguimiento y la documentación del proceso. 

Personalización del aprendizaje: Los alumnos son los principales protagonistas del proceso. Se facilita la construcción de sus PLE (Personal Learning Environment) entornos personales de aprendizaje, se deja libertad de elección de aplicaciones, blogs, editores de vídeos, presentaciones y hojas de cálculo. Se programan tiempos y espacios para la reflexión individual y la autorregulación del aprendizaje durante el desarrollo del proyecto. La importancia de los procedimientos, conocimientos y contenidos se van revelando durante el proceso de investigación. Cada alumno descubre qué conceptos de física, matemáticas o de uso de herramientas de diseño va a requerir, cuando profundiza en el desarrollo de la actividad. Cada alumno recurre al profesor, los compañeros o la red, para cubrir su propia necesidad, por lo que el proceso de aprendizaje es inherente a cada educando.

Sistema de evaluación: Para desarrollar en los alumnos habilidades para la evaluación crítica de los conocimientos adquiridos y la adquisición de nuevos conocimientos, se utilizan diversos instrumentos de evaluación: diarios de aprendizaje, rúbricas, dianas y portfolio del alumno. Establecer un sistema de evaluación rico en comunicación y retroalimentación durante el proceso, es un factor clave para el éxito del proyecto. La evaluación del trabajo fluye en tres direcciones: la reflexión individual sobre el propio trabajo (autoevaluación), la evaluación del grupo de iguales (heteroevaluación) y la evaluación docente. Tener diversas perspectivas del trabajo, amplia el conocimiento sobre las fortalezas individuales, los aspectos han de ser mejorados, en definitiva, se dirige el camino hacia la eficacia en el aprendizaje.

Podemos afirmar que experiencia “aprendiendo física en movimiento” es un éxito. El trabajo de los alumnos ha superado con creces las altas expectativas que nos marcamos al inicio del proyecto. La combinación de tecnología móvil y un contexto real nos ha permitido vivir, experimentar y sentir la cinemática y la dinámica. Un tweet de una alumna, durante la actividad de inmersión “el movimiento en el patio del colegio”, resume perfectamente nuestro proyecto: “Aprender Física nunca fue tan divertido #PhysicsOnTheGo”. 

ENLACES DE REFERENCIA