Mi vuelta a clase con Android

Escrito por Mario Aller el día 12/09/2012 - 16:45

Aunque en EducaconTIC ya defendimos en su día que los maestros aún cuentan, una reciente lectura hizo que me acordase de aquella entrada. Fue en el blog de Toni Solano, que a principios de este mes publicó un post titulado No sé si podré aguantar. El tema básico es la vuelta a clase en este curso tan difícil. Sus palabras, que comparto, bucearon en mi memoria y me llevaron a otro post, en este caso de Jordi Martí. Porque sus razones para no tener un smartphone también eran las mías, pero al final no pude resistir más y me compré uno. Así que, por eso, ahora vuelvo a clase con Android…

Cada modelo de teléfono móvil, dependiendo de la operadora que contratemos, viene con unos programas predeterminados. Sin obviar ese hecho, lo que de verdad me interesa son las aplicaciones que podemos descubrir en nuestras propias búsquedas, o las recomendaciones que te hacen amigos y usuarios, sin otro objetivo que la utilidad personal, sea profesional o educativa. Y que sean gratis, por supuesto, que la crisis es bien real. Por último, el bajo consumo de recursos, siempre que resulte posible, es otro aspecto a tener en cuenta.

HomeWork: Se trata de una aplicación para organizar los horarios y las materias del aula. Pero también facilita otras posibilidades, como la concreción de exámenes y tareas. Una opción semejante, aunque más simple y orientada al horario, es A+ Timetable.

Evernote: Su capacidad para guardar casi cualquier tipo de nota es prodigiosa: listados, recordatorios, imágenes, grabaciones de voz, enlaces web. Todo bien archivado en forma de libretas virtuales, que podemos crear desde la aplicación. Además, se puede usar en cualquier ordenador, PC o Mac, y mantener siempre la sincronización con el teléfono. Otra opción interesante es Catch Notas.

Skitch: Un complemento perfecto para Evernote, entre otros que ya posee. Sirve, sobre todo, para anotar y editar las fotografías que hacemos, para así compartirlas según nuestros propios diseños o necesidades. También permite hacer lo mismo con mapas y dibujos.

Moon+ Reader: Siguiendo los consejos de Nani Lima, un lector de libros electrónicos también tiene sitio en un teléfono móvil. Aunque ella es una lectora que emplea un sistema operativo diferente. Pero su recomendación no tiene desperdicio. Entre sus muchas posibilidades, se incluye un modo de conmutación día y noche para adaptarse a las condiciones de iluminación. Otro lector a considerar sería Aldiko Book Reader.

Flipboard: Pretende ser una especie de revista social de noticias. Y lo consigue mediante la combinación de noticias que proceden tanto de tus propias redes sociales como de otros medios: BBC, El País, El Mundo, ABC, National Geographic…

Instagram: Una de las aplicaciones más utilizadas para editar y compartir nuestras fotografías. Creó su propia red social, aunque ahora forma parte de Facebook, y de ese modo podemos ver en todo momento las fotos más populares y la actividad de los usuarios a los que seguimos.

Pixlr-o-matic: Con esta aplicación móvil, y al igual que con Instagram, se puede realizar una foto y aplicar de inmediato una gran variedad de efectos y de filtros. Las imágenes, que también son modificables en tamaño, pueden ser compartidas mediante varias opciones.

Pretty Painter: Una pequeña pero sorprendente aplicación para dibujar y colorear. Tiene diversos ajustes para las herramientas, el tamaño de las líneas y las tonalidades del color. Los archivos guardados se pueden enviar a través del correo electrónico o de las redes sociales.

Big Fat Canvas: Se parece un poco a la aplicación anterior, aunque sus resultados son más sencillos todavía. Su principal característica es el tamaño del lienzo para dibujar, que es casi infinito. Se puede hacer zoom para acercar o alejar con facilidad, y también para perfeccionar los detalles de nuestra obra.

Dropbox: Este programa nació para guardar todo lo que necesitemos en la nube, y así poder acceder desde cualquier lugar a nuestros documentos, fotos o ficheros de audio y vídeo. Como aplicación para el teléfono móvil se convierte en un pendrive virtual, para tener siempre a mano archivos importantes, e incluso compartirlos de manera rápida y eficaz. Google Drive es otra opción de interés, que además permite el acceso a ciertas aplicaciones de Google.

Share Your Board: Es una sencilla aplicación que sirve guardar todas las ideas que aparecen en una reunión, una sesión de lluvia de ideas, o una clase, y alrededor de una pizarra. Otra opción muy buena es Cam Scanner, con mayores posibilidades, pero consume más recursos. Cualquiera de las dos se relaciona bien con los usos de Evernote.

Sky Map: Con Sky Map conviertes tu teléfono Android en una ventana abierta al cielo nocturno, según sus propias palabras. De hecho, en la pantalla aparecen situadas las estrellas, las constelaciones, los planetas, los satélites, etc. Ahora es una aplicación de código abierto, ya que fue donada por Google, el desarrollador original.