Bibliometro Santiago de chile

Escrito por Francesc Balagué el día 14/06/2010 - 16:32

Chile es uno de los países donde comprar un libro sale más caro de toda Sudamérica, debido, entre otros factores al alto impuesto que pagan.... Ni más ni menos que un 19% de IVA!!! Así que, una buena idea es acercar las bibliotecas a los ciudadanos, y el metro, con casi 2 millones de usuarios al día, es una buena localización. El proyecto se llama Bibliometro; en este post vamos a contarte en qué consiste y esperamos que en los comentarios nos cuentes experiencias similares que conozcas.

El objetivo principal del proyecto es "Contribuir a la promoción de hábitos de lectura en las personas que habitualmente usan los servicios del Metro, como también en las comunidades cercanas a los Bibliometros y Bibliotren, a través de colecciones atractivas, recreativas y servicios innovadores".

Después de 13 años de funcionamiento,  el Bibliometro ya cuenta con 16 puntos de préstamo, 15 bibliometros y un bibliotren. En estos años de funcionamiento, más de 90.000 personas se han incorporado al servicio y actualmente cuenta con más de 50.000 socios activos y durante toda su existencia ha realizado una cantidad superior a 1.8 millones de préstamos.

La cuota de socio es gratuita para los menores de 18 años y mayores de 60, y los mayores de 18, pagan entre 1000 y 3000 pesos al año (entre 1,5 y 3 euros). Una vez dado de alta en el sistema, que se puede hacer en cualquier sucursal, se podrán tomar y devolver libros en cualquier punto.

Complementario con el servicio de préstamo de libros, existe el servicio de Internet gratuito proporcionado por Biblioredes en donde se puede acceder a enciclopedias en formato digital y a bases de datos bibliográficas. Una buena oferta complementaria, y todo desde el subsuelo.

Asimismo, en base a la información estadística suministrada por el Metro, se pudo definir cuál sería el horario más adecuado para el funcionamiento del sistema. Este es de 13:00 a 21:00 horas, tiempo donde suele haber más afluencia de público y que por lo demás es coincidente con el horario de almuerzo y de término de la jornada laboral o de estudios del usuario promedio.

Además, se realizan diversas actividades culturales de promoción de la lectura, talleres, concursos de cuentos, etc.

El local que utilizan tiene forma de quiosco de estación, y era curioso ver a personas de muy variados perfiles, haciendo cola para tomar prestado un libro. Pero a la vez, al ser un lugar de paso, donde siempre vas con prisas... el día que me detuve a hacer fotos y hablar con algún usuario... estaba cerrado :(

Y referente al alto precio de los libros, hay frases divertidas en la campaña  contra este impuesto vergonzoso... "Hoy Los libros pagan IVA Las armas no. ¡¡Exijo una explicación!!"

Conocía las bibliotecas móviles en la playa, piscinas y parques, el Bibliobús de la diputación de Barcelona, etc. pero no en transportes públicos... ¿conoces algún proyecto similar? ¿Utilizarías un servicio de biblioteca en el metro de tu ciudad?