Crea, juega y comparte en Shidonni

Escrito por Mario Aller el día 13/04/2010 - 17:37

Las siglas MMOG (massively multiplayer online game) se utilizan para referirse a todos los juegos online multijugador. Shidonni se encuadra en esa definición, en la que también participa la creación de mundos virtuales. Muchos de ellos, tanto para niños como para adolescentes, ofrecen juegos, chats y actividades lúdicas con alguna finalidad educativa, en ciertos casos. Por eso, es importante que las familias y la escuela conozcan los ambientes de estos nuevos mundos, para así prevenir los posibles riesgos.

El mundo virtual Shidonni es una red basada en el entretenimiento educativo para niños y niñas de 4 a 12 años, más o menos. Los usuarios crean sus propias mascotas, a las que deben cuidar y atender lo mejor que puedan. Pero además deben dibujar sus propios mundos animados. Desde el verano de 2009, este mundo virtual está en español, entre otros idiomas además del inglés. En palabras de Ido Mazursky, uno de los principales responsables del sitio, con esa apertura multicultural y multilingüe su “objetivo es ayudar a todos los niños a ampliar su imaginación y su creatividad".

Los niños empiezan dibujando una mascota virtual, o varias, si así lo desean. A continuación, buscan un nombre adecuado y pulsando en la tecla OK correspondiente, la mascota cobrará vida, casi como por arte de magia. Una vez que la mascota ha adquirido esa presencia en un mundo virtual, habrá que diseñar y dibujar el lugar donde vive, y alimentarla, limpiarla, conseguirle amigos y hacer que descanse. Y muchas más cosas aún por descubrir y compartir.

De entrada, es normal que la mascota (o animalito) sienta hambre y entonces tendrá que alimentarse, por lo que el niño deberá dibujar la comida necesaria. También hay que crear el fondo o casa donde se desarrollará el juego. Para ello se debe dibujar el mundo que uno desee para la mascota. Sin embargo, la diversión no termina aquí, se puede jugar a muchas otras actividades como rompecabezas o diversos juegos. Otro dato importante es que nuestra mascota se moverá, comerá y se expresará mediante globos con imágenes. Por ejemplo, la mascota puede enviar mensajes sobre sus necesidades y alegrías, con corazones y sonrisas, que requerirán la atención del usuario.

La creatividad y las dotes artísticas de los niños son un ingrediente básico en este mundo virtual. Así que es difícil que haya dos mascotas iguales, o dos mundos imaginarios iguales, ni siquiera dos alimentos con las mismas características. Puesto que, a diferencia de otros mundos virtuales existentes, aquí todo es ideado y creado por el usuario. Es decir, Shidonni (ver su blog) quiere ser un lugar para que los niños imaginen, jueguen y aprendan.

Como en la mayoría de mundos virtuales y de juegos online, se presentan dos modalidades de uso: la gratuita y la de pago. Con la inscripción gratuita, previo registro, el niño puede jugar con la mascota que haya ideado y en su propio planeta. Y por supuesto, se puede editar y cambiar lo que uno quiera, entre otras posibilidades relacionadas.

La inscripción de pago, denominada Shidonni Pro, ofrece muchas más opciones. Permite ir a un hospital o clínica, dibujar ropa y crear algunos accesorios. Además, incluye pinceles con patrones predeterminados, nuevos colores y fondos, divertidos sellos, la posibilidad de que las mascotas viajen por todo el mundo y, especialmente, la creación de originales cuentos multimedia.

En este mundo virtual, los niños pueden jugar con sus creaciones y compartirlas con sus amigos en una red social segura, donde, por ejemplo, no aparece la publicidad. Así se evita que pasen de forma indiscriminada de una página web a otra sin ningún control, por lo que ha logrado un merecido reconocimiento. Por otra parte, los niños pueden agregar amigos a su lista de contactos siempre y cuando conozcan previamente su nombre de usuario. Con esta medida, se reduce al mínimo la posibilidad de interacción con gente extraña o con visitantes inesperados.