El uso del ratón en edades tempranas - Introducción

Escrito por María Jesús Rodríguez el día 11/06/2009 - 11:47

Aunque dispongamos de una pantalla táctil (algunas PDI lo son), una de las premisas básicas en la introducción de las TIC en el aula es enseñar a usar el ratón para conseguir que el usuario pueda interaccionar con la actividad que realiza, utilizando uno de los canales más comunes: el ratón. Dando por hecho que el recurso utilizado es adecuado al perfil del usuario, un niño que sabe mover y hacer clic con el ratón ya puede trabajar con el ordenador. Si conocemos el proceso de aprendizaje del ratón, podremos entregarle actividades adecuadas, que le ayuden a desarrollar nuevas capacidades en cada fase del entrenamiento.

Un niño de 3 años que empieza a usar el ordenador en el aula necesita, en primer lugar, comprender que suceden una serie de eventos en la pantalla como consecuencia del movimiento producido por su mano sobre el ratón o sobre una tecla; causa-efecto. Al principio, simplemente moverá el ratón algo tímidamente o golpeará torpemente el teclado; luego moverá el ratón con entusiasmo pero sin precisión; poco a poco, será más tranquilo y más preciso...

La forma de entrenamiento para su uso es la que cambia, y depende de la edad, de las necesidades de uso o de la situación de acceso al ordenador que precisa cada usuario (el acceso también es posible con discapacidades). La cuestión es adecuar la habilidad motriz y cognitiva del usuario con el contenido y la interactividad del programa que se va a usar.

 

OBJETIVOS

El objetivo de las actividades que se van a proponer a los niños y niñas en este entrenamiento sería:

1. Habituarse al uso del ratón, el teclado y la pantalla del ordenador.
2. Coger el ratón de forma correcta.
3. Mover el ratón adecuadamente.
4. Relacionar la posición del puntero en la pantalla con la posición y movimiento del ratón.
5. Reconocer las zonas interactivas de la pantalla del ordenador por el cambio que se produce en la imagen del puntero.
6. Identificar el botón izquierdo del ratón.
7. Pulsar el botón izquierdo del ratón sin que se produzca movimiento de éste.
8. Mantener pulsado el botón del ratón mientras se mueve éste, para arrastrar objetos por la pantalla.

 

PROCESO

Las diferentes fases de este proceso se podrían distribuir en los diferentes eventos de ratón:

1. Actividades de Causa-Efecto.

2. Actividades con movimiento no preciso del ratón.

3. Actividades con movimiento preciso del ratón.

4. Actividades de clic de ratón.

5. Actividades de arrastrar y soltar.

6. Actividades de doble clic de ratón.

(Cada una de estas fases se analizarán en posteriores posts).

 

  • En caso de alumnos de edad más avanzada, podríamos sustituir toda la secuencia anterior simplemente con actividades específicas para aprender el uso del ratón.
  • Quizá también podría ser deseable, en algunos momentos, realizar una evaluación de su habilidad con el ratón, para lo cual se puede contar con actividades centradas en ello.
  • Más adelante, se verán también actividades para la introducción del teclado en edades tempranas.

 

TAREAS CURRICULARES

No es necesario ser completamente hábiles con el ratón para trabajar contenidos curriculares usando materiales interactivos. En cuanto el niño sepa desplazar el puntero del ratón hacia el lugar de la pantalla que desee, ya se pueden trabajar tareas de enfoque curricular . Aprender a hacer clic también es muy útil, porque la mayoría de los programas para estas edades requieren esa función.

Algo menos utilizada es la función de arrastrar y soltar; es deseable pero no es imprescindible para empezar. Por lo tanto, las actividades típicamente curriculares se pueden ir introduciendo paulatinamente, conforme el grueso del grupo con el que se trabaja vaya mejorado su habilidad motriz y tecnológica.

En edades muy tempranas, sería conveniente disponer de una misma actividad válida para que se pudiera trabajar con diferentes eventos de ratón (sólo movimiento, clic o arrastrar y soltar); en este modo,  los usuarios pueden seguir el ritmo de trabajo de sus compañeros aunque su destreza con el ratón todavía no haya terminado de desarrollarse. Como es evidente, esto no es algo que contemplen los programas comerciales ni las aplicaciones online… (así como un montón de otras opciones muy obvias para el docente, que convive día a día con una realidad, pero que quedan olvidadas por los programadores).

Por esta razón, cada vez es más conveniente contar con un equipo multidisciplinario con el que poder analizar las valencias de los programas y desarrollar programas que se adapten a las necesidades lógicas del entorno educativo particular.

Siguiente artículo relacionado: "El uso del ratón en edades tempranas - Actividades de Causa-Efecto."

_____________________________________________________________

Fotografía 1: "Domino", de Malkav. Compartida bajo licencia CC.

Fotografía 2: "A New Path", de jurvetson.. Compartida bajo licencia CC.