Participa en el blog, comenta, conoce a otros autores...

Ya somos 52135 usuarios registrados!

28 Abr
0
Tu voto: Ninguno

¿Profesor y con sentido del humor? Buf, la mayoría de las ocasiones ambos conceptos no encajan. Sin embargo, el humor tiene muchas virtudes y se hace incluso necesario en las situaciones más dramáticas, cuanto más, dentro del aula, en la que convivimos personas en conflicto emocional permanente. En el artículo de hoy quiero subrayar la importancia de usar el sentido del humor en el aula y hablar de la experiencia de José Antonio Fraga, incansable maestro gallego y entusiasta de las redes. No obstante, cualquier ávido lector de este blog sabrá que no es posible hacer la competencia a Néstor Alonso, nuestro genial dibujante.

EL HUMOR ES BUENO

He leído en INED21 que Tener sentido del humor implica lo que es una condición indispensable en cualquier ambiente de trabajo: la atmósfera de confianza donde alumnos y profesores pueden realizar su tarea eficazmente. Estoy completamente de acuerdo.

En el mundo de la empresa está cada día más claro. Son necesarias tanto el humor como las emociones positivas en el trabajo. Digamos que cuando cultivamos un entorno en el que el humor está presente, es mucho más fácil abordar las tareas y los posibles problemas que puedan surgir. Está tendencia en el mundo empresarial de incorporar el humor o la diversión, está ganando espacio rápidamente. 

Conviene matizar, sin embargo, según nos cuentan Jaúregui y Damián, expertos en humor en entornos laborales,  que no es lo mismo el optimismo que el humor. La persona optimista espera que la realidad sonría o interpreta ésta de forma positiva mientras que la persona con sentido del humor disfruta con la risa. Los profesores podemos ser más o menos optimistas pero, en todo caso, creo que es bueno que tengamos sentido del humor, que nos riamos en clase.

Los beneficios del sentido del humor son enormes. Provocan mayor cercanía con las personas, aumentan la motivación por las tareas que hay que realizar, disminuye el estrés, ayuda a ver la realidad de forma menos dramática. También son notables los beneficios en la mejora de la cohesión del grupo clase o en el propio aprendizaje. ¿Por qué todo va a ser siempre serio? La seriedad está sobrevalorada en la Escuela. La psicología positiva podría hablarnos de ello largamente. El humor es tan bueno que a quien sostiene que tiene influencias en la salud, incluso.

Volvamos al aula y veamos qué podemos hacer para introducir el sentido del humor en la clase. Algunas pistas. Leí hace poco en Edutopía un artículo sobre los beneficios del humor en el aula. En el mismo encontramos unas estrategias para introducir el humor en el aula. Os comento algunas de ellas.

En primer lugar, para que haya humor en el aula tenemos que propiciarlo. Hay que reírse, de uno mismo, de tus propias equivocaciones, despistes, errores que todos los profesores comentemos a lo largo del día delante de los demás. Esa aceptación con humor del error es el mejor ejemplo para nuestros alumnos.

En segundo lugar, generar espacios de humor. Los profesores tenemos la capacidad de modular el desarrollo de las clases, de introducir silencios, de focalizar la atención o de usar elementos para controlar el ruido. ¿Por qué no usar activamente el humor? Pon un chiste o una anécdota en medio de una explicación, antes de una actividad, cuando quieras cambiar de tarea... ¡busca el momento para reírte con tus alumnos!

En tercer lugar, habilitar momentos para el humor: espacios propios de clase para contar chistes; tener días locos en los que ir disfrazado con algún motivo del cual reírse, como llevar calcetines desparejados, sombrero, camisetas al revés...

Por último, una buena opción sería la de aprovechar los trabajos para introducir elementos de humor, para ayudar a que los alumnos sean creativos con sus producciones focalizando en este aspecto. Hay más ideas, os invito a leer el artículo y probar las vuestras. 

Jamás olvidaré las clases de Estadística de la facultad cuando en medio de complicadas explicaciones matemáticas, el profesor nos introducía una pequeña anécdota, un chiste o algo que arrancara nuestra sonrisa. ¡Nadie quería perderse esa clase por nada del mundo!

Mis alumnos dicen que tengo sentido del humor y que también soy serio cuando tengo que serlo. Con los años, he aprendido a disfrutar con mis alumnos con naturalidad, riéndome cuando toca, especialmente de mí, y provocando la risa. Dosificada adecuadamente, no conozco receta más sencilla para tener un buen clima de aula. Sin embargo, hay una excepción en el tema de la risa: no permitir que nadie se ría de los demás, porque entonces, provocamos humillación y vergüenza.

"EDUCACIÓN ESCRÍBESE CON H"

Quiero presentar la experiencia que está desarrollando José Antonio Fraga que es maestro del Tercer Ciclo de Educación Primaria en el CPR Luis Vives de Ourense. Además de llevar adelante el fantástico blog de aula que os recomiendo fervientemente, colabora en un sinfín de proyectos propios y ajenos. Fraga es un maestro hiperactivo, con un sentido del humor encomiable e incansable. Así que no me extraña que desde comienzo del curso 2013 desarrolle la experiencia Educación escríbese con H, con H de humor en su clase.  Cada día, al comienzo de las clases, uno de sus alumnos tiene que contar un chiste a los demás. Para ello, echa mano de un sombrero y una nariz de payaso que ayude a ponerse en situación. El chiste que es grabado y subido a Youtube a una lista de reproducción. Una muestra es este vídeo de Candela.

 

El propio José Antonio explica su experiencia en el programa de TVE la Aventura del Saber. Pinchad en el vídeo para ver la entrevista que le hicieron. Os recomiendo seguir a José Antonio en Twitter @o_fragha para estar al día de sus proyectos. 

 

¿Practicas la educación con H de humor? Deja tus comentarios y seguimos conversando.

Valoración media
0
Tu voto: Ninguno
Etiquetas :
0
Tu voto: Ninguno
Compártelo con un amigo
X
Recomendar a un amigo
Comparte este post en: | Más

Comentarios del post

Avatar de Iñaki Murua

un pequeño matiz

Entiendo que si se es enseñante de lenguas extranjeras y se tienen aprendientes de otras culturas, hay que tener cuidado con esas notas de humor, dada la relación de éste con las citadas culturas.

... Escrito porIñaki Murua el día 01/05/2014 - 7:52
Avatar de JLBracamonte

Fraga es un ejemplo de

Fraga es un ejemplo de profesor porque es un ejemplo de persona. Es como es en el aula y fuera de ella, y dado que tiene un carácter jovial, una visión optimista y es un tipo respetuoso con las personas, sean o no menores de edad, consigue mostrarse cercano porque es cercano, simpático porque es alegre y coherente porque hace y dice lo que considera que es bueno para sus alumnos. Por eso Fraga, acabará revirtiendo la semántica de un apellido que ya me suena agradable al oído gracias a él.

... Escrito porJLBracamonte el día 28/04/2014 - 22:13

Deja un comentario

El contenido de este campo no será publicado.
  • Web page addresses and e-mail addresses turn into links automatically.
  • Lines and paragraphs break automatically.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <p> <b> <br>

CAPTCHA
Esta pregunta se realiza para comprobar que eres una persona.
Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.
To prevent automated spam submissions leave this field empty.

archivo del blog

Escúchanos

PodcastiTunes

Red de Buenas PrácTICas

Calendario TIC

enlázanos