Participa en el blog, comenta, conoce a otros autores...

Ya somos 51139 usuarios registrados!

11 Sep
4.416665
Tu voto: Ninguno Valoración: 4.4 (12 votos)

TóxicoHay una pedagogía que cae en la tierra y fructifica. Como la buena semilla, toma de la tierra, del agua y del sol el alimento y crece hasta convertirse en un robusto árbol bajo cuyas ramas nos cobijamos y crecemos: es una pedagogía orgánica. Sin embargo, hay otra pedagogía que envenena la tierra y cuyos frutos no tienen sabor ni son sanos para el ser humano: es la pedagogía tóxica y sus raíces se extienden por todas las materias y ámbitos del sistema educativo. María Acaso la detectó en la educación artística pero en la educación digital también hay pedagogía tóxica.

María Acaso describe en su libro La educación artística no son manualidades (2009, Los Libros de la Catarata) la pedagogía tóxica. Según María Acaso la pedagogía tóxica "tiene como objetivo fundamental el que nunca lleguemos a estar educados" porque esta es una "metodología educativa que parece que educa pero que, en realidad, deseduca; que parece que nos hace libres, pero sólo nos hace libres para comprar; que parece que es beneficiosa, pero resulta letal para el conocimiento crítico".

En el terreno práctico la pedagogía tóxica se caracteriza por ser "un modelo educativo que tiene como objetivos: a) que los estudiantes formen su cuerpo de conocimientos a través del conocimiento importado (metanarrativas) y b) sean incapaces de generar conocimiento propio." Para ello la pedagogía tóxica se apoya en los siguientes puntos básicos:

  • "Los contenidos de enseñanza se seleccionan sin tener en cuenta los intereses de los estudiantes... Es un contenido desvitalizado".
  • "La clave metodológica de la Pedagogía Tóxica son las metodologías monológicas donde no interesa la participación del estudiante".
  • "Los procesos de evaluación se convierten en el verdadero eje central del modelo al utilizar las calificaciones como arma mediante la cual se reproduce un clima angustioso que fomenta la competitividad por el único objetivo que le interesa al estudiante: la calificación máxima. Todo esto crea una alta competitividad que relega a la mayoría y hace sobresalir a una minoría." Además, "la evaluación sólo se dirige en una dirección. El fracaso educativo sólo corresponde al participante, nunca al profesor. Los procesos de evaluación son sumativos y de resultados, nunca continuos y del proceso".

Estos procedimientos metodológicos son asumidos de manera tácita pues, como afirma María Acaso, "la característica más notable de la Pedagogía Tóxica es que opera de manera velada, escondida, que está agazapada." Es más, "uno de los grandes logros de la pedagogía tóxica es que consigue que no nos cuestionemos el sistema y que lo aceptemos sin reflexión." Como se pregunta María al comienzo del libro, "¿cómo puede ser que la mayoría de los profesores enseñen de la misma forma con la que han sido enseñados aun cuando literalmente aborrezcan de dicho sistema?"

Finalmente, el logro fundamental de la Pedagogía Tóxica es la deseducación. En el libro del mismo nombre (La (des)educación, Crítica, 2001), Noam Chomsky y Donaldo Macedo dialogan sobre educación, democracia, los mercados y otros asuntos de similar importancia. En ese diálogo, Chomsky le dice a Donaldo Macedo (pg. 29) que a los estudiantes

  • "no hay que verlos como un simple auditorio, sino como elemento integrante de la comunidad con preocupaciones compartidas, en la que uno espera poder participar constructivamente. Es decir, no debemos hablar a, sino hablar con. Eso es ya instintivo en los buenos maestros, y debería serlo en cualquier escritor o intelectual. Los estudiantes no aprenden por una mera transferencia de conocimientos, que se engulla con el aprendizaje memorístico y después se vomite. El aprendizaje verdadero, en efecto, tiene que ver con descubrir la verdad, no con la imposición de una verdad oficial".

María Acaso (2009: 44), para acabar, lo expone en términos similares:

  • "La consolidación de la Pedagogía Tóxica conlleva el auge de una pedagogía de la repetición, donde los destinatarios de los procesos educativos repiten los conocimientos que les son transmitidos sin reflexionar sobre ellos, sin repensar, sin deconstruir, sin criticar, sin pensar".

Las TIC, la Pedagogía Tóxica y la Pedagogía Orgánica

Las TIC pueden también entrar dentro del ámbito de la Pedagogía Tóxica. Por un lado, como explica María Acaso, por desuso: "Las tecnologías no se usan en los contextos educativos porque, claro está, se aprende más a través de ellas. Y ya sabemos que en esta vaina de la pedagogía tóxica, lo que se pretende es NO APRENDER". Puede que en esta afirmación haya algo de simplificación y sean muchas otras las razones por las cuales no se usan las tecnologías (problemas de infraestructura incluidos) pero, en todo caso, no usar las tecnologías hoy en día es, en definitiva y sea de quien sea la responsabilidad, una apuesta por un no-aprendizaje, aunque hagamos solo referencia al aprendizaje y el desarrollo de competencias vinculadas con el uso de las estas tecnologías.

Sin embargo, hay un uso de las tecnologías que también entra dentro del ámbito de la Pedagogía Tóxica y que coincide con los "puntos básicos" antes citados: cuando usamos las tecnologías para la memorización, para la automatización, sin permitir espacios de libertad, de creación y de descubrimiento, sin generar diálogo y comunicación, sin explorar los límites del aprendizaje visible y sin adentrarnos en los territorios imprevisibles del aprendizaje invisible y la educación expandida, cuando las tecnologías sirven al estudiante simplemente para reforzar aprendizajes ocurridos previamente en el aula y en la interacción exclusiva con el docente o el libro de texto, entonces las tecnologías son aliadas de la Pedagogía Tóxica.

Por otro lado, cuando las tecnologías sirven para realizar un aprendizaje vivo y no destinado a la evaluación reproductiva, entonces las tecnologías son parte de la Pedagogía Orgánica.

Frente a la Pedagogía Tóxica, la Pedagogía Orgánica se basa en tres claves fundamentales:

  • la pertinencia de los objetivos, el interés de los contenidos y el valor de las prácticas de aprendizaje desde la perspectiva de los estudiantes;
  • la apuesta decidida por metodologías dialógicas, basadas en la comunicación y en el descubrimiento compartido;
  • la evaluación para el aprendizaje, dinámica, procesual.

Y esta Pedagogía Orgánica no es un desiderátum. Permitidme algunos ejemplos: el Centro de Experimentación Didáctica de José Francisco Murillo y Miguel Sola, en la Universidad de Málaga, es un ejemplo de Pedagogía Orgánica aplicado en el difícil contexto de la universidad (sí, difícil, a veces incluso más difícil que la propia escuela). Por otro lado, proyectos como Radio Híbrido, comentado por Pablo Bongiovanni, o los "imprescindibles" de mis amigas de Bloggeando son, entre muchos otros citados aquí en Educ@conTIC, ejemplos de Pedagogía Orgánica en la educación obligatoria. La Pedagogía Orgánica ya está aquí y las tecnologías sirven para que eche raíces con fuerza en nuestra escuela.

En este sentido, la Pedagogía Orgánica no es solo una auténtica educación para el alumnado sino que también es un movimiento de liberación del profesorado. Frente a la tiranía de un currículo cerrado, un libro de texto que pretende hacer nuestro trabajo, una evaluación que nos convierte exclusivamente en correctores y no en guías para el aprendizaje, la Pedagogía Orgánica permite imaginar, permite dialogar con los compañeros y compañeras, compartir estrategias, diseñar juntos y construir, entre todos, una escuela donde la fruta que crezca no esté envenenada sino que sea jugosa y alimenticia.

Así pues, ahora que comienza un nuevo curso, que la tierra está preparada, ahora que estamos a punto de empezar nuestro trabajo, ¿qué prefieres cultivar, Pedagogía Tóxica o Pedagogía Orgánica? Ángel Gabilondo, en su libro Darse a la lectura, nos dice que "leer es elegir". Pues bien, enseñar es también elegir: ¿qué eliges tú?

Valoración media
4.416665
Tu voto: Ninguno Valoración: 4.4 (12 votos)
4.416665
Tu voto: Ninguno Valoración: 4.4 (12 votos)
Compártelo con un amigo
X
Recomendar a un amigo
Comparte este post en: | Más

Comentarios del post

Avatar de Javier Brezmes

De acuerdo, pero ...

De acuerdo con el artículo y sus ideas. Y más teniendo hijos pequeños que van a comenzar la escuela y miedo que me da. Pero en la educación hay algo más que teorías y TIC. Es verdad que hay maestros que no saben tecnología, y supongo que mal está; sin embargo, me pregunto acerca de las virtudes y métodos de aquellos docentes de la Institución Libre de Enseñanza y de muchos otros que nos formaron y nos transmitieron la cursiosidad reflexiva sobre el mundo y que no tivieron más que una mísera pizarra. Factor humano difícil de encajar en las teorías pedagógicas pseudocientíficas. O acaso, ya utilizaban la pedagogía orgánica mucho antes de que se inventase el nombre.
Concluyendo: apoyo las TIC, lo no tóxico, pero supongo que no es el todo. Y, puestos a ser críticos, ¡cuidado con los nuevos ídolos de la pedagogía! No vayamos a convertir en objetivos lo que son herramientas.

... Escrito porJavier Brezmes el día 09/10/2012 - 11:02
Avatar de Jordi Adell

Pedagogía tóxica y la LOMCE

¿Por qué, mientras leía esta entrada sobre la pedagogía tóxica, no dejaba de pensar en la LOMCE? Debo tener algo mal en el cerebro.

... Escrito porJordi Adell el día 09/10/2012 - 10:57
Avatar de Mjtorres

Hablan de pedagogía tóxica

Hablan de pedagogía tóxica como metodología educativa que trata de deseducar, que parece que nos hace libres pero no es así, comparto esa opinión con María Acaso, realmente los profesores muestran lo que sus superiores piden, ocultando todo lo que nos pueden enseñar. Una característica de este aprendizaje tóxico es que el estudiante intenta obtener los mejores resultados pero realmente ¿adquiere los conocimientos necesarios? Yo creo que hoy en día solamente se memoriza lo que posteriormente te van a preguntar, pero en la minoría de los casos hay un aprendizaje, afortunadamente aun quedan personas que pretenden enseñar y mostrar sus conocimientos, empleando o no las TIC, no creo que como se dice en el artículo las TIC entren en el aprendizaje tóxico por su desuso, porque empleando la tecnología se aprende más, efectivamente se aprende más cuando a esta tecnología se le da un buen uso, donde se contrasta información y esto pocas personas lo hacen. Las TIC también tienen un empleo incorrecto sobre todo en los alumnos más jóvenes que solo utilizan las redes sociales y que al encender un ordenador van directamente a ellas y hay que estar constantemente controlándolos. En definitiva creo que las TIC pueden mejorar el aprendizaje pero no necesariamente es así, se puede enseñar sin el empleo de ellas, aunque como he dicho antes dando un buen uso de ellas serían muy fructíferas. Sería muy útil que todos aprendiéramos a emplearlas correctamente.

... Escrito por Mjtorres el día 06/10/2012 - 21:01
Avatar de María José Torres

Hablan de pedagogía tóxica

Hablan de pedagogía tóxica como metodología educativa que trata de deseducar, que parece que nos hace libres pero no es así, comparto esa opinión con María Acaso, realmente los profesores muestran lo que sus superiores piden, ocultando todo lo que nos pueden enseñar. Una característica de este aprendizaje tóxico es que el estudiante intenta obtener los mejores resultados pero realmente ¿adquiere los conocimientos necesarios? Yo creo que hoy en día solamente se memoriza lo que posteriormente te van a preguntar, pero en la minoría de los casos hay un aprendizaje, afortunadamente aun quedan personas que pretenden enseñar y mostrar sus conocimientos, empleando o no las TIC, no creo que como se dice en el artículo las TIC entren en el aprendizaje tóxico por su desuso, porque empleando la tecnología se aprende más, efectivamente se aprende más cuando a esta tecnología se le da un buen uso, donde se contrasta información y esto pocas personas lo hacen. Las TIC también tienen un empleo incorrecto sobre todo en los alumnos más jóvenes que solo utilizan las redes sociales y que al encender un ordenador van directamente a ellas y hay que estar constantemente controlándolos. En definitiva creo que las TIC pueden mejorar el aprendizaje pero no necesariamente es así, se puede enseñar sin el empleo de ellas, aunque como he dicho antes dando un buen uso de ellas serían muy fructíferas. Sería muy útil que todos aprendiéramos a emplearlas correctamente.

... Escrito porMaría José Torres el día 06/10/2012 - 20:53
Avatar de alex martinez bajo

todo tuenti

como e dicho lo recuerdo otra bez todos lo que tengais tuenti embiarme una paticion de amistad

... Escrito por alex martinez bajo el día 05/10/2012 - 22:05
Avatar de Vanessa Fernández Tajes

La reflexión crítica proporciona el verdadero conocimiento

No nos podemos olvidar que la pedagogía en sí es la ciencia que estudia la educación y, como tal, lleva implícito el estudio de diferentes teorías y disciplinas que nos han llevado a pedagogos y expertos en educación a mejorar los procedimientos de aprendizaje. Está claro que no podemos seguir con un metodología didáctica anclada en el pasado, donde lo importante era memorizar y no comprender ni reflexionar. Tenemos que formar a seres críticos y que desarrollen al máximo su razocionio, que menos que ser creativos tanto en cuanto a materiales didácticos multimedia como a la metodología llevada acabo en el aula. Tenemos las herramientas y debemos usarlas, debemos ser conscientes que la era digital es buena y que nos libera, que cada vez somos más autodidactas y que aunque no tenemos todo el conocimiento del mundo sobre diversos temas, ansiamos tenerlo. Desgraciadamente, esto sucede fuera de las aulas donde los seres humanos interaccionamos constantemente entre nosotros, utilizamos redes sociales, visitamos videotutoriales, páginas de interés, nos descarganos e-pubs en nuestro e-reader y lo más importante comentamos todo aquello que nos interesa. Desgraciadamente dentro de las aulas nos encontramos con profesores que no están formados en nuevas tecnologías, que siguen aplicando una metodología de aula que no se recoge en las ley actual de educación y que no se fomenta la comunicación, ni la reflexión, por lo tanto no estamos logrando promover el aprendizaje significativo. Un cambio en el sistema educativo debe partir de una ley sí, pero deben aplicarse los recursos necesarios para que está se lleve a cabo, sino se hace como hasta el momento, seguiremos teniendo pizarras digitales paradas y profesores sin formación para saber utilizarlas, aulas con mesas fijas que no permiten llevar a cabo trabajos grupales, impidiendo la comunicación entre el alumnado y el profesorado, un temario que deberá tenerse memorizado al final del trimestre o cuatrimestre,un profesor que deberá saberlo todo y finalmente se nos evaluará no de conocimientos, sino de contenido teórico que a la semana desaparece de nuestras mentes. Por lo tanto, debemos evolucionar educativamente al mismo ritmo que lo hace la sociedad, porque solo de esta forma desarrollamos al máximo nuestras capacidades y nos impregnamos de conocimiento. Vamos a conocer, reflexionar y a hablar, porque haciendo el contexto de interés para todos seremos como esponjas que no dejan pasar una curiosidad.

... Escrito porVanessa Fernández Tajes el día 13/09/2012 - 0:19
Avatar de Raúl- Metaaprendizaje

Ejemplo en la universidad

Dónde más he vivido esta pedagogía tóxica ha sido en la universidad. Estudiábamos para aprobar exámenes y no para aprender. El asunto se desvirtuó tanto que desarrollamos en casi todas las asignaturas una estrategia para aprobar exámenes. Estudiamos como estaban estructurados, quién era el profesor y que debíamos estudiar para aprobar. El concepto de aprender quedó relegado a terminar la carrera cuanto antes y tener nuestro aprobado. Yo descubrí lo interesante que eran algunas asignaturas cuando terminé, cuando ya no había presión por aprobar, y cuando la calidad de la enseñanza no estaba perversamente ligada a la dificultad de los exámenes.

Raúl - técnicas de estudio

... Escrito porRaúl- Metaaprendizaje el día 12/09/2012 - 16:12

Deja un comentario

El contenido de este campo no será publicado.
  • Web page addresses and e-mail addresses turn into links automatically.
  • Lines and paragraphs break automatically.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <p> <b> <br>

CAPTCHA
Esta pregunta se realiza para comprobar que eres una persona.
Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.
To prevent automated spam submissions leave this field empty.

archivo del blog

Escúchanos

PodcastiTunes

Red de Buenas PrácTICas

Calendario TIC

enlázanos