Participa en el blog, comenta, conoce a otros autores...
3 Abr
0
Tu voto: Ninguno

No_Teknology Realmente en Educación tenemos un reto complicado: estar a la altura de las circunstancias. Cambia la sociedad, cambian nuestras relaciones, cambian las formas de gobierno, cambia todo a nuestro alrededor y en la escuela tenemos que mantener el ritmo de estos cambios para ofrecer a todos nuestros alumnos y nuestras alumnas una enseñanza de calidad. No hay alternativa: o estamos con los tiempos o los cambios nos pasarán por encima convirtiéndonos en un lastre para las nuevas generaciones. La única posibilidad es vivir instalados en el cambio y asumir que la escuela es una institución cuya forma de vida es la mejora permanente: somos un ecosistema que solo puede mirar hacia delante.

El discurso del fracaso

fracaso

Tenemos que acabar con el énfasis en el discurso del fracaso; no quiero decir falsear la realidad ni ocultar los problemas: hay que acabar con el llanto. El discurso del fracaso tiene una poderosa fuerza que debemos canalizar o acabará con nosotros. La conciencia de fracaso puede generar una crisis positiva si sirve para catalizar el cambio; sin embargo, en muchas ocasiones vivir instalados en el discurso del fracaso tiene un poder paralizador, que no nos permite ver cómo podemos resolver nuestros problemas: el discurso del fracaso es desmotivador, reduce nuestra autoestima, genera bajas expectativas en el sistema, perjudica claramente a la red pública, que es - paradójicamente - la más innovadora y, finalmente, provoca una actitud negativa de la sociedad hacia el sistema educativo.

En ese sentido, es necesario un análisis sensato de nuestras debilidades y fortalezas así como de las oportunidades y amenazas que nos llegan del exterior. En muchos casos, precisamente, las lecturas que se realizan de las comparaciones entre sistemas educativos (o entre comunidades autónomas o incluso entre centros) pueden pecar de superficiales si no permiten distinguir entre los efectos de las amenazas y de las debilidades en los resultados educativos. No es lo mismo, evidentemente, un centro grande que uno pequeño, no es lo mismo un centro urbano que otro rural, un centro nuevo que uno antiguo, ni tampoco es lo mismo un centro tratado cariñosamente por el ayuntamiento de la localidad, con un AMPA implicado y dinámico, con una inspección que supervisa y asesora para ayudar al profesorado en su tarea o con unas empresas locales dispuestas a colaborar en el desarrollo de proyectos educativos cuando el centro lo solicita.

Por eso, más que ahondar en el discurso del fracaso es conveniente dar un "giro positivo" a nuestros centros. Los tres requisitos principales para este "giro positivo" los tenemos a nuestro alcance: en primer lugar, este giro implica una actitud crítica pero proactiva, dispuesta a detectar los logros obtenidos y a construir a partir de ellos; en segundo lugar, necesitamos conciencia de la necesidad de cambio, que puede provenir de factores internos (resultados de la evaluación, una situación de crisis en la convivencia) o de factores externos (propuestas de la administración o de los agentes de apoyo al centro); en tercer lugar, necesitamos expertición.

La expertición como punto de partida para la mejora

expertición

Todo proyecto de mejora comienza a partir de nuestra vida en la escuela. En una entrada anterior comentábamos la importancia de la trayectoria y la continuidad en la definición, la ejecución y la durabilidad de un proyecto de mejora; realmente un proyecto de mejora supone asumir la historia de una institución para transformarla o para potenciarla.

Por eso el punto de partida es la experiencia, la práctica, la pericia y la capacidad de reflexión del profesorado de un centro educativo, su expertición. La expertición es la suma necesaria para afrontar la mejora con garantías de éxito porque garantiza que sabemos de dónde venimos y hacia dónde queremos caminar. También garantiza que somos capaces de replantearnos nuestro propio conocimiento y nuestra propia práctica a partir de la reflexión compartida con otras compañeras y compañeros.

En este sentido, en Educación cualquier proyecto de mejora pasa por un proyecto de desarrollo profesional del profesorado. No hablamos aquí de "formación del profesorado" sino de "desarrollo profesional". Mientras que el primer concepto se basa en la metáfora del tomate maduro, el segundo se basa en la metáfora del viaje. La metáfora del tomate maduro busca los factores que permiten que el profesorado madure finalmente para ser capaz de acometer su tarea y le ofrece al profesorado unas buenas condiciones de maduración: cursos, jornadas, congresos, seminarios; la metáfora del viaje visualiza al profesorado como una persona que decide emprender un viaje y que se pregunta si lleva en su equipaje todo lo necesario para el viaje: pasaporte, ropa, artículos de aseo, calzado, etc. Quien viaja lo hace a partir de sus propias experiencias anteriores, considerando qué necesita para este nuevo viaje y buscando aquello que echa en falta.

El desarrollo profesional está relacionado con las situaciones que vive la institución y sus miembros, los problemas que surgen y las soluciones que se necesitan; está relacionado con el desarrollo de proyectos, la aplicación de recursos a la práctica y la evaluación de estos proyectos en relación con la resolución de los problemas. El desarrollo profesional puede implicar innovación, aunque no necesariamente: a veces lo más innovador es simplemente que se cumpla lo esperado, lo normativo o lo habitual.

En esta idea de desarrollo profesional el profesorado puede necesitar asesoramiento. De igual forma que preguntamos a otro viajero por los lugares a visitar o a evitar en una ciudad desconocida, en nuestro desarrollo profesional es importante contar con agentes que nos asesoren: los Centros del Profesorado, la Inspección o la Universidad deberían - al menos en teoría - cumplir ese papel.

Sin embargo, en este momento existen grandes dudas respecto a la eficacia de los tres agentes de asesoramiento. En primer lugar, un modelo de funcionamiento inadecuado por parte de los Centros del Profesorado (en la linea de la metáfora del tomate maduro) puede suponer un lastre para la mejora, de igual forma que su desaparición (como ha ocurrido en varias comunidades autónomas) supone acabar con la expertición de las asesoras y asesores de estos Centros y, en consecuencia, desperdiciar su capacidad para provocar y fomentar la mejora.

En segundo lugar, la mayor parte del profesorado hoy valora como inexistente el asesoramiento por parte de la Inspección Educativa o la Universidad. En relación con la Inspección Educativa, en la página de ADIDE - Federación de Asociaciones de Inspectores de Educación - se expone que "la Inspección de Educación es un factor de mejora de la calidad educativa", fundamentalmente a través de la evaluación y la supervisión. Ambas funciones son ampliamente reconocidas por la normativa y por el profesorado y ambas son necesarias para la mejora.

Pero, sin embargo, también necesita el profesorado conocer cuál es el marco pedagógico desde el cual la Inspección Educativa evalúa y supervisa. No hay una única forma de enseñar y sería importante conocer cuál es la opción de la Inspección Educativa en general y de cada inspector o inspectora en particular. Podríamos preguntar, por simplificar la cuestión: ¿opta la Inspección Educativa por el viejo o el nuevo estilo de enseñanza? Dar respuesta a esta pregunta es un requisito previo a la evaluación y la supervisión si entendemos estos dos procesos como parte de un proyecto de mejora.

En relación con la universidad, puesto que dedicamos nuestra entrada anterior a la formación inicial del profesorado, nos concentraremos en este caso en considerar cómo podemos trabajar juntos. De todas las actuaciones posibles, la medida más eficaz que conoce quien esto escribe son los proyectos conjuntos de investigación, siempre que estos sean realmente el fruto de un diálogo entre iguales y no la "okupación" de la escuela por la universidad a través de cuestionarios y entrevistas. La universidad puede jugar un papel interesante analizando situaciones, aportando referentes de otros centros, otras comunidades u otros países, facilitando la presencia de estudiantes en el centro o ayudando a visibilizar los logros de un centro determinado. En todo caso, la relación entre la universidad y la escuela deben estar marcadas por el respeto entre profesionales de distintas etapas del sistema educativo.

En resumen, la mejora se basa en nuestra expertición como punto de partida y en nuestra voluntad de desarrollo profesional como forma de actuar contando para ello - en el mejor de los casos - con los Centros del Profesorado, la Inspección Educativa y la Universidad.

Los hitos de la mejora

hito

Podríamos hablar ahora de cuál es el ciclo de cualquier proyecto de mejora. Podríamos escribir acerca de la fase de inicio (definición del proyecto, especificación de objetivos y diseño de actuaciones), ejecución (puesta en práctica de las actuaciones previstas y revisión de logros) y cierre (evaluación del proyecto y gestión del cambio). Podríamos también hablar de las fases de la institucionalización de la mejora: concienciación, primeras experiencias, expansión y consolidación. Sin embargo, nos gustaría de hablar de un aspecto concreto del diseño de un proyecto de mejora que es obviado con frecuencia y del cual depende buena parte del éxito del proyecto: los hitos.

La mejor forma de garantizar el éxito final de nuestro proyecto es disponer hitos que garanticen éxitos parciales. Así, si nuestra intención es diseñar tareas integradas con las tIC, podemos en el primer trimestre diseñar las tareas pero no ponerlas en práctica; en el segundo trimestre, ponerlas en práctica pero no considerarlas para la evaluación; finalmente, en el tercer trimestre, podemos diseñarlas, ponerlas en práctica y que formen parte de nuestra evaluación formativa. De esta forma podemos conseguir hacer de la introducción de las tareas integradas en nuestra práctica un proyecto exitoso.

Evidentemente, para el diseño de los hitos es necesario considerar cuál es la "zona de desarrollo próximo" de nuestra institución. Como comentamos en otra entrada, para diseñar un proyecto de educación digital sostenible debemos considerar que el nivel de originalidad no es excesivo y que el proyecto plantee actuaciones compatibles con la realidad del centro educativo (entre otras condiciones). Así, para buena parte del profesorado las tIC suponen una novedad respecto a nuestra tradición de enseñanza y sus prácticas individuales y encontrar la forma de conjugar "originalidad" de la mejora o la innovación y "compatibilidad" con las prácticas anteriores es fundamental para asegurar un buen desenlace del proyecto. [Quizás esto explique el éxito que está teniendo Twitter entre los docentes, más habituados hoy a los SMS que a la redacción de un diario en el sentido tradicional del término; es Twitter y la red social, por tanto, por donde podemos conectar con buena parte del profesorado mientras que con otros serán los blogs o las wikis, o quizás la escritura colaborativa a través de Google Docs, por ejemplo].

La difusión del proyecto

red

Una vez que el proyecto de mejora da sus primeros resultados, es necesario darle difusión. El claustro-en-la-red es al mismo tiempo nuestro mejor apoyo y nuestro crítico más clarividente. Por ello, dando difusión a nuestro proyecto a través de la red no sólo cumplimos con la responsabilidad moral de devolver a la sociedad los resultados que los recursos sociales nos permiten obtener sino también comenzamos, con la difusión, la evaluación de nuestro proyecto.

La difusión de nuestro proyecto puede tener múltiples formatos. Podemos usar las plataformas de vídeo (YouTube o Vimeo, entre otras) para mostrar actividades realizadas con nuestro alumnado; podemos usar los blogs para que tanto alumnado como profesorado relaten la experiencia y reflexionen sobre ella; Flickr o Picasa pueden servir de memorias fotográficas convenientemente acompañadas de comentarios y tags; etc.

Además, la visibilización de nuestro proyecto puede ser un factor de atracción para posibles fuentes de recursos: ayuntamientos y otras administraciones, empresas, asociaciones, ONG, etc., pueden ayudarnos a desarrollar nuestro proyecto a partir de la visibilidad que este gane mediante su difusión en la red.

 


Acabemos con unas palabras de Joumana Haddad tomadas del libro Yo maté a Sherezade: "El cambio no es una mercancía que se pueda importar". El cambio a los centros educativos no llegará de la Administración, ni de los Centros del Profesorado, ni de la Inspección ni de la Universidad. El cambio necesario llegará cuando los centros tomen conciencia de la necesidad de cambio, diseñen sus proyectos de mejora y crean en la posibilidad de un "giro positivo". Entonces sí que tendremos que empujar todos juntos para que el barco llegue a buen puerto y con todos los marineros y marineras sanos y salvos.


 

Esta entrada es una versión de la ponencia "La institucionalización de los proyectos de mejora" presentada en el Congreso sobre Liderazgo y Éxito Escolar del Ministerio de Educación (Granada, 28 de marzo de 2011).

Valoración media
0
Tu voto: Ninguno
0
Tu voto: Ninguno
Compártelo con un amigo
X
Recomendar a un amigo
Comparte este post en: | Más

Comentarios del post

Avatar de Juan David Gonzalez P

la WEB 2.0

Buen día Sr. Fernando Trujillo, soy estudiante de la universidad Politécnico Grancolombiano de la facultad de mercadeo, comunicación y artes (www.poli.edu.co), estoy en un proyecto de investigación de las redes de que se enfatizan o se encargan de promover la web 2.0, quiero felicitarlo por este gran argumento de cómo mejorar basado en el conocimiento y la experticia, no soy profesor como bien lo sabe. Me gustaría hacerle una serie de preguntas de una forma más formal sobre la página www.educacontic.es en la cual aparece usted como uno de los integrantes del grupo que conforma esta página. De todas formas estos son mis datos donde podrá contactarme, espero una respuesta atentamente Juan David González Pérez, jdgonzalezp@poli.edu.co, juand.gp@gmail.com, juand.gp (skype).

... Escrito porJuan David Gonzalez P el día 15/04/2011 - 1:42
Avatar de Pepe Lozano

Formación permanente, of course

Efectivamente. Me refería a la formación permanente (soy asesor del CEP de Castilleja) Mi comentario no se refería a la formación inicial...eso es un mundo lleno de tinieblas...
Me refería a la formación permanente del profesorado. Actualmente, por aquello de los cambios, se habla desde mucho sitios de la formación permanente. Generalmente, lo que se habla suele carecer del mínimo rigor y conocimiento, o responde a intereses muy ajenos al de la mejora de la escuela. De ahí mi comentario.
Un cordial saludo

... Escrito por Pepe Lozano el día 13/04/2011 - 13:46
Avatar de Fernando Trujillo

Agradecido

Gracias, Manuel Jesús y Pepe, por vuestros comentarios. Vuestro estímulo es nuestra fuerza para seguir escribiendo.

Estimado Pepe, supongo que en tu comentario te refieres a la formación permanente del profesorado porque sobre formación inicial sí hemos escrito ya en Educ@contic, como puedes ver en http://www.educacontic.es/blog/bases-para-una-formacion-inicial-del-prof...

Un cordial saludo para ambos

F.

... Escrito por Fernando Trujillo el día 09/04/2011 - 11:20
Avatar de Pepe Lozano

Más análisis

Como siempre muy interesantes tus aportaciones. Siempre oportunas, inteligentes y con sentido. Enhorabuena y gracias.
Un día habría que debatir algo que tocas, pero creo necesita mayor análisis... la formación del profesorado. Esto sigue siendo clave y necesita acción.

... Escrito por Pepe Lozano el día 06/04/2011 - 2:04
Avatar de Manuel Jesús

Gracias, Fernando. Gracias

Gracias, Fernando. Gracias por seguir haciendo posible que tengamos ilusión en esta extraordinaria tarea de la educación.

... Escrito porManuel Jesús el día 03/04/2011 - 23:45

Deja un comentario

El contenido de este campo no será publicado.
  • Web page addresses and e-mail addresses turn into links automatically.
  • Lines and paragraphs break automatically.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <p> <b> <br>

CAPTCHA
Esta pregunta se realiza para comprobar que eres una persona.
Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.
To prevent automated spam submissions leave this field empty.

archivo del blog

Escúchanos

enlázanos

Comunidad en Procomún