Participa en el blog, comenta, conoce a otros autores...
26 Dic

La formación TIC del profesorado, asignatura pendiente

3.75
Tu voto: Ninguno Valoración: 3.8 (4 votos)

Con el año nuevo llegan las propuestas de enmienda y los deseos de realizar todo aquello que hemos aparcado durante el año, por falta de tiempo, de ganas, o simplemente porque hacemos realidad la excusa del "tengo que ponerme". Seguro que una de esas cosas, es realizar un curso, o una actividad formativa que actualice tecnológicamente nuestra labor docente diaria. En este post, intentaré tocar algunos aspectos de tan amplio como controvertido tema.



Según el Estudio Internacional sobre la Enseñanza y el Aprendizaje (Informe TALIS)* 2009, que examina aspectos importantes de la enseñanza y el aprendizaje a través de encuestas a los profesores y directores de educación secundaria obligatoria, prácticamente el 100% del profesorado declara haber participado en actividades de formación en los últimos 18 meses, con una dedicación estimada de 25 días. Entre la formación más demandada se encuentra la utilización didáctica de las tecnologías de la información y la comunicación. Esto podría considerarse suficiente, pero el 60% hubiera deseado participar en más actividades de formación.

En lo referente a las compensaciones, parece que en los países objeto de estudio, Bélgica, Noruega, Irlanda, Dinamarca, Australia, Italia, Brasil, Portugal, Polonia, Austria, México y España, las compensaciones son muy diversas. En la mayoría no existen compensaciones económicas y son pocos los que han tenido que pagar por formarse, pero un porcentaje elevado (los no mediterráneos) disfrutan de reducción horaria para asistir a la formación.

Más o menos con estos datos podemos ir colocando ciertas cosas.

Los profesores nos formamos, parece evidente, pero también parece que no nos resulta suficiente. Para esto solo se me ocurren dos causas.

 

  • Que hay mucho que aprender; es decir, nuestra cualificación TIC pedagógica es baja.
  • Que la formación que recibimos no es de suficiente calidad, lo que deriva en una necesidad de cubrir por cantidad nuestras carencias. De esta última, también podemos extraer una variante, quizá no nos forman para lo que necesitamos.

Variedad de oferta
Desde mi punto de vista no se puede calificar de escasa la oferta formativa a la que los profesores podemos acceder actualmente, tanto en actividades, como en modalidades formativas. Entre ellas:

  • Las ofertas de los Centros de Formación (CFIE, CEP, CPR, o cualquier otra denominación recibida).
  • Las ofertas de las Consejerías los Planes de Formación.
  • Los Sindicatos.
  • El Ministerio de Educación a través del ITE.

Entre las modalidades, también la oferta es abundante: presenciales (cursos, grupos de trabajo, proyectos de formación en centros, seminarios) o no presenciales, cursos online.
 
Pero, entonces, ¿Por qué si tenemos posibilidades de formación e intenciones de hacerlo no creemos estar bien formados? Analicemos la situación.

Hemos hablado de la oferta en modalidades, pero, en mi opinión hay algo que no ayuda. La  excesiva diversidad.

Cada año, quizá por un afán de buscar la originalidad en las programaciones formativas, los temas ofertados son variadísimos, tanto que un profesor puede hacer uno varios cursos cada año sin repetir ninguno. Esto no estaría mal si todos se formaran, pero no es así, para algunos realizar una actividad formativa al año es suficiente, para otros dos y así sucesivamente, por lo que no es posible homogeneizar los conocimientos ni siquiera por centro. Esto crea especialistas en diversos campos, que en muchas ocasiones, poco o nada tienen que compartir con sus compañeros.
Es necesaria una homogeneización de los aprendizajes. Me explico, es necesario establecer niveles de competencia en el profesorado. Por ejemplo, se podrían crear tres niveles de competencia TIC:

  • Básico: correo electrónico, búsquedas en la web, materiales y recursos educativos.
  • Medio: Blogs educativos, herramientas multimedia, redes sociales
  • Superior: generación de materiales, tratamiento de vídeo y sonido y publicación web.

Estos niveles deben ser evaluados al finalizar la actividad formativa para poder conseguir la cualificación.

El primer nivel, tendría un carácter obligatorio y los posteriores serían voluntarios y necesarios para asumir responsabilidades dentro del centro o incluso para estar incentivados económicamente. Es lógico pensar que un profesional debe cobrar más que otro si está más cualificado.

En este sentido, algunos centros ya han tomado la determinación de realizar sus propios Planes de Formación, contextualizados a las características propias y atendiendo a las necesidades de su profesorado, consiguiendo con esto una uniformidad en los conocimientos que les permite caminar en una misma dirección.

¿En horario laboral?
En cuanto al tiempo dedicado a la formación, también soy partidario de realizar los cursos en horario laboral. Las razones, varias; y a mi entender poderosas.

  • No se puede dejar en manos del voluntarismo algo tan importante como la formación del profesorado, las circunstancias personales, o el interés no puede finalmente condicionar el resultado de su trabajo en el aula (no lo olvidemos, trabajamos con alumnos, personas de extrema sensibilidad).
  • Otra razón, es obvia, no podemos exigir formación de calidad, si no exigimos y no podemos exigir si se hace de forma voluntaria. La formación es parte del trabajo y por lo tanto se deben exigir resultados.
  • Finalmente, debemos exigir la aplicación de lo aprendido, ya que no serviría de nada un profesor formado que no transmite conocimiento a sus alumnos; por lo tanto, debe haber prácticas evaluadas.

Siempre pongo el mismo ejemplo, pero prefiero repetirme. Imaginémonos a un profesional de la energía nuclear, al que le cambian las máquinas que usaba hasta el momento. No podemos creer que ese profesional en su tiempo libre, de forma on line o con cursos voluntarios aprenda a utilizar la máquina por las tardes y por las mañanas la use con el método del ensayo error. Nadie lo aceptaría, sin embargo, trabajando con personas lo aceptamos sin reparos.

¿Y la formación pedagógica?

Hace falta una formación no sólo tecnológica, sino también pedagógica, las estrategias TIC en el aula son fundamentales y hasta ahora han estado marginadas, posiblemente por la necesidad prioritaria del aprendizaje del uso de la tecnología y también por una escasez de recursos en este aspecto. No es baladí, este tema es complicado, porque el uso de las TIC exige nuevas metodologías, que en algún  caso pueden tildarse de revolucionarias y por lo tanto son de más difícil aplicación. Hace falta formación en tareas interdisciplinares, en trabajo por proyectos, en trabajo cooperativo y en evaluación de actividades TIC. En este sentido, en algunos centros se aplican metodologías de formación del profesorado que pasan por la introducción de un "compañero experto" dentro del aula que durante algunas sesiones ayuda al novel, con resultados muy positivos.
¿Es suficiente?
No podemos olvidar, y lo trataremos en otros post, la formación TIC de los alumnos y de las familias, necesarias para conseguir una integración total.

* Para acceder al informe TALIS solamente tenéis que picarlo en el buscador. Os lo recomiendo, su información es muy interesante.

Valoración media
3.75
Tu voto: Ninguno Valoración: 3.8 (4 votos)
3.75
Tu voto: Ninguno Valoración: 3.8 (4 votos)
Compártelo con un amigo
X
Recomendar a un amigo
Comparte este post en: | Más

Comentarios del post

Avatar de Nélida  Paniagua

Investigación sobre la implementación de rec y metod TICs

Para todos:
Se está realizando una investigación desde la Universidad Internacional de la Rioja, sobre la implementación de los recursos didácticos y metodologías de tipo TICs (Tecnologías de la Información y la Comunicación) en la materia de Dibujo Técnico en Bachillerato, para ello requerimos su colaboración,como experto,rellenando un sencillo cuestionario, totalmente anónimo en el que tardarán tan solo un par de minutos.
Por favor, sigan el enlace.
Muchas gracias por su colaboración.
Un Saludo
https://docs.google.com/spreadsheet/viewform?formkey=dENqbWVjdkNTbzdwcG1...

... Escrito porNélida Paniagua el día 15/02/2012 - 0:56
Avatar de Benito PS

Planteamientos sin respuesta...

Planteamientos sin respuesta...

“...¿Qué nos falta? , apunto algo al respecto;

1.- Es necesario subir el tono general en la formación universitaria de futuros docentes. Máximo nivel en todas las etapas educativas y especialidades practicando en las aulas universitarias de formación del profesorado lo que se propone para el trabajo docente en las demás etapas educativas.
2.- Priorizar la experiencia de los docentes en ejercicio atribuyendo carácter de experto a sus prácticas y promocionando su ejercicio cuando sea destacado como formadores internos desde sus propios centros, entre sus propios compañeros.
3.- La formación del docente en ejercicio ha de ser práctica, en el propio ejercicio y acomodada a su propio contexto que puede variar mucho de unos a otros centros. El apoyo experto que precisa ha de ser desde y en el propio centro a través de un ejercicio docente compartido en las propias aulas o espacios de trabajo docente con alumnado convencional.
4.- Son necesarios estímulos laborales y profesionales para quedarse en los centros desarrollando tareas de expertos desde los propios centros y en las propias aulas. Esto implica una revisión de la carrera docente.

...”

Tomado de aquí sin obtener respuesta alguna...

http://pedablogia.wordpress.com/2009/12/13/1870/#comments

...y con puntos comunes a lo aquí propuesto.

... Escrito porBenito PS el día 29/12/2009 - 16:08
Avatar de Juan Menéndez

Es necesario hablar con propiedad

Cuando se habla de la formación del profesorado y, en concreto, cuando se debate si debe ser dentro o fuera de su horario, a menudo se confunde el "horario docente" con el "horario lectivo" y con el "horario laboral".

Por no hablar de las famosas 35 horas semanales, de las que nadie parece acordarse.
Me da la impresión que aqui se ha cometido este error ya desde el principio, desde el primer post.

Cuando se habla del tiempo libre que tenemos los profesores, también a menudo se confunden "las vacaciones" con otros periodos que no lo son. Aqui también alguien ha mencionado que los profesores tenemos "varios meses de vacaciones".

Si nosotros mismos, los profesores, confundimos estos términos ... mal vamos.

También a menudo se confunden los horarios de los profesores de ed. secundaria, con los de ed. primaria y con los de ed. infantil.
Se suele mencionar que en ed. secundaria los profesores tienen las tardes libres, extendiendo este hecho a todas las demás enseñanzas, cuando la realidad es muy distinta.

Por último, los profesores tendemos a echarnos la culpa a nosotros mismos como colectivo, de lo mal formados que estamos en relación a las TIC.
Yo opino todo lo contrario.
Creo que la formación del profesorado está mal planteada, la oferta formativa es muy deficiente y no se adecúa a la realidad.
Opino que es un error, por ejemplo, plantear que no se deben hacer cursos de herramientas TIC y usar las TIC como medio formativo en todos los demás cursos.
Yo prefiero aprender una herramienta TIC en profundidad y conocer todas sus posibilidades y posteriormente ya decidiré yo cómo la aplico en mi trabajo.

Evidentemente ésta es sólo mi opinión.

... Escrito porJuan Menéndez el día 28/12/2009 - 20:30
Avatar de jmruizp

Un granito de arena

He dado unos cuantos cursos a docentes, he ayudado con la utilización a las TIC a compañeros y compañeras desde hace años, y si tuviera que valorar qué resulta más eficaz de cara a la aplicación de las TIC en el aula diría que la aplicación de las herramientas en un contexto concreto y con unas necesidades definidas.
Un número muy importante de herramientas TIC muy útiles han empezado a utilizarlas compañeros en una hora de guardia compartida (en la que no faltaba nadie), en algunos casos luego han utilizado algunos enlaces en la red que le servían de guía, y han dado el paso porque sabían que contaban con un apoyo cercano para salir del atolladero cuando aparecen los problemas.
Pero sobre todo teniendo claro qué querían y cómo querían ponerlo en práctica. Hay una conversación clave en muchos casos antes de lanzarse a utilizar las TIC en la que se valoran distintas opciones, y cómo se ajustan a nuestras necesidades.
Primero nos planteamos unos objetivos y cómo desarrollarlos y luego elegimos la herramienta que mejor satisface nuestras necesidades.
Creo sería muy útil un equipo de dinamizadores TIC en cada centro para facilitar la incorporación de las TIC a la labor docente, que no tuvieran que hacer su trabajo en las horas de guardia.
El siguiente párrafo de una de las intervenciones de María L resume perfectamente lo que he aprendido de mi experiencia:
"La formación docente se realiza día a día, y no hace falta perder clase, sino que más bien es necesario no faltar para poder llevar a cabo nuevos proyectos con el alumnado, evaluar su resultado, establecer mejoras, etc. No entiendo una formación del profesorado en la que la práctica directa con el alumnado no esté presente, y tal vez sea esa la razón por la que falla la formación, cuando se diseña centrándose en el cacharreo o en la asimilación de contenidos por parte del profesorado, pero no se tiene en cuenta la aplicación directa con el alumnado y la evaluación del aprendizaje que adquiere."
Y no olvidemos un asunto clave: ya hay compañeros muy decepcionados con el pobre ancho de banda que nos ofrece Iberbanda que están dejando de utilizar los ordenadores en clase después de haber invertido muchas horas en su formación TIC. O resolvemos pronto este problema o pasará mucho tiempo antes de que las TIC jueguen el papel clave que podrían.
Por cierto, muy interesante tu reflexión Salvador.

... Escrito por jmruizp el día 28/12/2009 - 11:37
Avatar de Juan Menéndez

Muchas gracias, María L., por

Muchas gracias, María L., por informarme sobre tu horario de trabajo, tus dedicaciones, tus colaboraciones y tus docencias.
Mi comentario anterior non era ningún "ataque personal" ( por lo menos no pretendía serlo) y me disculpo una vez más, aunque ya lo hice en mi mensaje anterior y parece que lo hayas ignorado.

En tu primer mensaje afirmabas (textualmente):
"No trabajamos de 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 20:00 como en una central nuclear, tampoco tenemos un mes de vacaciones en todo el año, sino bastantes más"

Sólo por aportar un dato:
En la muchos de los colegios de mi zona el horario es de 10:00 a 13:00 y de 15:00 a 17:00 (para los niños) y hasta las 18:00 para los profes.
Los profes de estos colegios no tienen las tardes libres.

Otro dato, yo también hago muchas cosas.
Reitero una vez más mis disculpas por lo que parece haber sido una mala interpretación
Un saludo muy cordial :-)

... Escrito porJuan Menéndez el día 28/12/2009 - 10:44
Avatar de Carlos J. Medina

Algo falla

No creo que se trate de atacar personalmente sino argumentar a favor y en contra.
Desde mi experiencia en la formación presencial, on-line, etc., si creo que algo falla.
Los estudios nos dicen que el profesorado español ocupa el 5 lugar en horas de formación en los últimos años en Europa, en cambio ocupamos un lugar de cola en la aplicación de esta formación TIC con los alumnos.

Creo que los que leéis estas páginas y además contestáis a estos mensajes seguro que no estáis entre los que no aplican sus conocimientos o no tratan de actualizarse constantemente.

El sistema actual de créditos quizá está viciado, no está desde mi punto de vista sirviendo para su verdadero objetivo, la formación permanente.

Apuntando también a informes internacionales, decir que la variable más importante para el éxito o fracaso de un sistema educativo es la calidad del profesorado, más que ratios, inmigración, etc... por tanto, algo más debe hacerse para que nuestra formación sea excelente y esta haga que seamos mejores en nuestro trabajo.

Por tanto y para concluir, creo que la formación requiere un empujón en algún sentido, no tengo la solución, ya que nuestro sistema tiene sus peculiaridades que no se salvan de un modo sencillo.

Saludos y enhorabuena Salvador por el post.
Carlos J. Medina

... Escrito porCarlos J. Medina el día 27/12/2009 - 23:19
Avatar de Gabriela Spadoni

Para retroalimentar el debate.

Super enriquecedores los aportes, entre tod@s podemos construir e iluminar la discusión.

Es más que probable, que cuando tenemos una inquietud sobre una determinada temática y decidimos publicar sobre ella, no abordaremos acabadamente el tema.

Más allá de los disensos y acuerdos, el post también me motivo a escribir, especialmente para mostrar testimonios de los protagonistas (docentes) que han participado en asesorías TIC y complementar los estudios estadísticos. También para reflejar algunas diferencias entre el contexto europeo y argentino.

Les dejo el enlace, aquí:

http://eduticsantafe.blogspot.com/2009/12/formacion-docente-y-tic-un-lar...

Saludos! Gabriela - Rosario - Santa Fe - Argentina.

... Escrito porGabriela Spadoni el día 27/12/2009 - 22:33
Avatar de Paco Ibáñez

Más formación

Estoy de acuerdo con María L y no deja de sorprenderme el morro que le echamos, como profesión, a lo del mes de Julio, o a las horas de preparación de clase que tenemos la obligación de hacer y que parece que no cuentan en el horario

También estoy de acuerdo con alguna de las cosas que se apuntan en el artículo, como la estandarización de los niveles de aprendizaje TIC. Pero creo que el nivel básico es demasiado básico. Si un profesor no es capaz de aprender a escribir en un blog o en un wiki tras un par de horas de formación, apaga y vámonos, a saber que más cosas básicas no sabe hacer.

Hablando de CCAA que boicotean la educación... en la Comunidad de Madrid no se admite ninguna formación para los sexenios a excepción de las pocas plazas que se ofrecen desde los CRIF y CTIF. No son válidos los cursos del ITE, por ejemplo. Para optar a una plaza de formación online en Educamadrid hay tortas y para rizar el rizo acaban de firmar un acuerdo con una universidad privada mejicana por el que serán admitidos sus cursos de formación para sexenios y traslados. Surrealista.

... Escrito porPaco Ibáñez el día 27/12/2009 - 20:12
Avatar de María L

Así nos va

Pus sí, así nos va, Juan Menéndez, cuando en lugar de debatir o argumentar recurrimos a ataques personales que no vienen a cuento.

Estimado Juan, mi horario laboral es el mismo que el de cualquier profesor o profesora de secundaria, pero no sólo trabajo en mis clases, sino que preparo materiales y los actualizo constantemente, me formo en grupos de trabajo, también he participado en la formación del profesorado, colaboro con la asociación del profesorado de mi comunidad autónoma, he colaborado organizando jornadas para profesorado y he impartido talleres en ellas, participo en redes sociales educativas, me pongo al día constantemente, investigo, cada curso pongo en práctica nuevos proyectos con el alumnado,... seguramente como muchas de las personas que están leyendo esto.

Si interpretas que mi opinión es de una persona que no trabaja o no se interesa en la formación desde luego que estás equivocado.

Por favor, la próxima vez defiende tu opinión argumentando. ¿O no se puede discrepar?

Un saludo
María L
tecnoloxia.org

... Escrito porMaría L el día 27/12/2009 - 20:11
Avatar de Joaquín Borrego

Dos cuestiones

Aunque no soy profesor de instituto (soy profesor de universidad), sí tengo bastantes familiares y amigos profesores de primaria, secundaria y bachillerato y hablando con ellos alguna idea acerca del problema sí tengo. Desde mi humilde ignorancia, y con algo de experiencia en cuestiones similares en la Universidad, desearía aportar algunas ideas.

Creo que habría que separar la cuestión en tres:
1.- ¿Llegan con formación TIC los nuevos profesores?
2.- ¿Cómo formar en TIC a los profesores actuales?
3.- ¿Cómo incentivar que la formación en TIC sea permanente?

A la primera, es evidente que los nuevos profesores sí pueden traer una alfabetización básica, pero posiblemente, no especializada para la educación. Por tanto, habría que plantear que en los dichosos nuevos másters que dan acceso a la profesión sea indispensable esa formación. Ese problema es de carácter universitario, y la solución sería muy problemática, pero sería necesario intentar esa reforma.

Con respecto a la segunda, creo que la manera más sencilla es que los cursos de formación no estén aislados; más bien que se diseñe un conjunto que componga una estructura formativa coherente. No me atrevería a llamarlo máster por las connotaciones que tiene, pero por ejemplo un título de experto. Esta vertebración es factible incluso desde la universidad, con las oficinas de formación permanente que algunas están creando.

Por último, y respecto a la tercera, aunque parezca duro, la única forma de incentivar honesta sería que la administración valore de manera adecuada esta formación (por ejemplo, en los concursos) a la vez que esos cursos no se conviertan en productores de certificados de asistencia y se exija una evaluación adecuada del asistente.

Sobre cuándo y cómo, está claro que la mejor manera de conseguir buenos resultados es formarse fuera del horario lectivo (que no laboral), para lo que Julio parece ser una muy buena opción para concentrar esos estudios, cursos y formación en general.

... Escrito porJoaquín Borrego el día 27/12/2009 - 19:52
Avatar de Juan Menéndez

Así nos va !

Me han resultado más que sorprendentes los argumentos de María L.
Me ha parecido entender que ella trabaja sólo 4 o 5 horas al día, que se toma todas las tardes libres y además tiene varios meses de vacaciones ... ¿?.
Si esto es así, sólo puedo decir ... ¡ así nos va !
Estimada María L.: supongo que cobrarás el sueldo íntegro mensual (el que te corresponda) y con sólo hacer unas simples operaciones aritméticas podrás comprobar que no te están pagando para que trabajes sólo 4 o 5 horas al día.

Quizá sólo tengas 4 o 5 horas de docencia directa, no te lo discuto, pero no te pagan por sólo por eso.

Es posible que haya interpretado mal tus palabras, en cuyo caso te pido disculpas. Un saludo

... Escrito porJuan Menéndez el día 27/12/2009 - 18:54
Avatar de Manuel J.

¿Asistencia = Formación?

Quisiera hacer notar que lo que se certifica como formación en este reino de taifas es la mera asistencia a la actividad, y no el aprovechamiento de la misma.
Quizás por eso hay mucha gente formada que no ha asistido a la formación, y mucha gente con formación certificada que sigue sin formar, y sigue reclamando (y recibiendo a cambio de más créditos) la misma formación año a año. Una formación que cuesta una pasta, y que se paga con dinero público, no lo olvidemos.

Esta pescadilla (una de las muchas) que se muerde la cola en nuestro ámbito, habita en un ecosistema en el que todo se programa, se evalúa y se califica convenientemente cuando se trata de formar al alumnado. Otra cosa muy distinta sucede cuando se trata de formar al cuerpo docente. Aquí es cuando la evaluación y la calificación brillan por su ausencia.

Pero eso sí; esas decenas de miles de docentes "formados" pasan a engrosar las estadísticas de consejerías, CPRs y demás entes formadores, que seguirán generando cursos, que seguirán generando certificados, que seguirán generando créditos, que seguirán demandando más "formación".

E la nave va.

... Escrito porManuel J. el día 27/12/2009 - 17:00
Avatar de Ramiro Castro

pues sí

Pues sí; el profesorado asiste a cursos, ASISTE ASISTE ASISTE . Formarse es otra historia.

... Escrito porRamiro Castro el día 27/12/2009 - 16:17
Avatar de Tona Castell

Formación del profesorado en Cataluña

La planificación de la formación del profesorado se refuerza desde la voluntad de mejora en el desarrollo profesional y humano de las personas.
Os paso los artículos de la recién aprobada Llei d'educació el 1 de juliol de 2009, y que tanta polémica ha conllevado en el seno de la comunidad educativa.
El contexto de la formación en Cataluña debe entenderse de la siguiente forma:

Artículo 104, Funció docent:
2. Els mestres i els professors tenen, entre altres, les funcions següents:
j) Utilitzar les tecnologies de la informació i la comunicació, que han de conèixer i dominar com a eina metodològica.

2. Los maestros y los profesores tienen, entre otras, las siguientes funciones:
j) Utilizar las tecnologías de la información y la comunicación, que deben conocer y dominar como herramienta metodológica.

CAPÍTULO II
Formación del profesorado
Artículo 109
Formación inicial
2. La formación inicial del profesorado debe comprender la capacitación adecuada para afrontar los retos del sistema educativo en el marco de los principios de la presente ley, la adquisición de conocimientos y el desarrollo de capacidades y actitudes profesionales, entre las cuales debe figurar el dominio equilibrado de los contenidos de las disciplinas y de aspectos psicopedagógicos, el conocimiento suficiente de una lengua extranjera, el dominio de las tecnologías
de la información y la comunicación y el conocimiento de las instituciones y la cultura catalanas.

Artículo 110
Formación permanente
1. La formación permanente tiene como objetivo actualizar la cualificación profesional, mejorar las prácticas educativas, especialmente en relación con el proyecto educativo de cada centro, y mejorar la gestión de los centros.
2. La formación permanente constituye un derecho y un deber del profesorado, y es al mismo tiempo una responsabilidad de la Administración y de los otros
titulares de centros educativos. El derecho a la formación permanente se ejerce preferentemente dentro del horario laboral.
3. El Departamento debe promover, mediante la programación de actividades formativas, que deben llevarse a cabo prioritariamente en los centros educativos,
la formación permanente del profesorado y de los profesionales de atención educativa, la actualización y el perfeccionamiento de la cualificación profesional del
personal docente de los centros que prestan el Servicio de Educación de Cataluña y la adecuación de sus tareas a la evolución del progreso científico y de la metodología
didáctica, y debe favorecer asimismo el perfeccionamiento de la función directiva y el acceso del profesorado a titulaciones universitarias que supongan una mejora de la práctica educativa. La formación debe incluir en todos los supuestos la evaluación del aprovechamiento de los asistentes.
...

Podéis ver toda la Llei desde:
http://www.gencat.cat/educacio/lleieducacio/lleieducacio_cs.pdf

Aún así, que sobre papel i sobre ley se recoge una configuración casi ideal de la formación permanente, queda mucho camino. En Cataluña, la comunidad de todo el profesorado es de 100.000 personas, lo que no es baladí cuando hay que tomar medidas desde la Administración.

... Escrito porTona Castell el día 27/12/2009 - 12:27
Avatar de jorgeherga

Formación y deformación

No puedo estar más de acuerdo en que la formación TIC ha de cumplir una visión de medio tanto o más que de fin en sí mismo....y para eso poco valen jornadas o cursos de corto plazo o de organización individual.

Cierto es que el mes de julio no es de vacaciones propiamente dicho, pero igual de cierto es que se trata, casi siempre (quiza Cataluña ya no ??)de un periodo que todo el mundo asimila a "no trabajo".

Lo que sí tengo muy claro es que hay que terminar con este voluntarismo formativo. Como no creo ni en la oportunidad ni en la eficacia de hacerlo en horario lectivo, pero sí en la necesidad de hacerlo en horario laboral, para mí la solución es clara. Hay periodos de los meses de julio y septiembre (especialmente julio), que pudieran y debieran aprovecharse -de manera obligatoria- para realizar formación de calado.

Es decir, a partir de la integración de las TIC y la pedagogía (en una palabra, que hagamos entre nosotros lo que pretendiéramos hacer en el aula con nuestro alumnado), generar dinámicas en el sentido parecido al de las Escuelas de Verano que tanto auge tuvieron en los 70 y 80. Sería, además, una manera de repensar nuestro trabajo en común.

Faltan espacios de encuentro, faltan foros presenciales de reflexión (digitales, obviamente, no, pero no creo que sea suficiente) y de experimentación real de lo propuesto.

Una formación en ese sentido sería, a mi modo de ver, una valiosísima herramienta para armonizar lo que hacemos, aprender aquello que no conocemos, y sobre todo, ENCONTRARNOS.

... Escrito por jorgeherga el día 27/12/2009 - 11:59
Avatar de María L

Todo está bien como está?

Salvador, si de mis palabras sacas la única conclusión de que "todo está bien como está" o no has entendido mi mensaje o no me he expresado bien. Para nada he dicho eso. Simplemente no comparto tu planteamiento.

La formación básica y obligatoria no debería ser usar el correo electrónico, sino que debe ofrecerse una formación metodológica en la que las TIC sean un medio más a través del cual se realiza el proceso enseñanza-aprendizaje. Si aprendemos de esa manera enseñaremos de esa manera.
Los cursos actuales no enseñan a utilizar las herramientas informáticas como medio, más bien están diseñados para que el profesorado obtenga "puntos" para las oposiciones o para el concurso de traslados, pero no para el aprendizaje.
La formación continua necesita una reforma urgente, y la solución que ofreces, sinceramente, me parece más de lo mismo.

Si el mes de julio se considera jornada laboral, pues no tengo nada que decir. Pero... ¿cuántos profesores y profesoras utilizan ese mes para la formación?
Cursos, congresos, jornadas puntuales de un día al que asiste el profesorado ya existen. Se solicita permiso a la administración y te dan el día para asistir. Pero en ese tipo de cursos participa un número reducido de profesores y profesoras. Imagínate que el 50% del claustro solicita la asistencia ¿Dejamos a 20 grupos de alumnos/as sin clase?
Si deseamos que todo el mundo se forme no veo como solución viable lo de usar la jornada laboral, pues eso no es más que un complemento.

Comparto el apunte de AT respecto a los grupos de trabajo, compartir y colaborar, y lo eficaces que son.

La formación docente se realiza día a día, y no hace falta perder clase, sino que más bien es necesario no faltar para poder llevar a cabo nuevos proyectos con el alumnado, evaluar su resultado, establecer mejoras, etc. No entiendo una formación del profesorado en la que la práctica directa con el alumnado no esté presente, y tal vez sea esa la razón por la que falla la formación, cuando se diseña centrándose en el cacharreo o en la asimilación de contenidos por parte del profesorado, pero no se tiene en cuenta la aplicación directa con el alumnado y la evaluación del aprendizaje que adquiere.

Si queremos formarnos y mejorar nuestra capacitación docente, centrémonos en los chicos y chicas a los que atendemos y trabajemos con ellos y para ellos.

Un saludo

... Escrito porMaría L el día 27/12/2009 - 11:13
Avatar de María Jesús Rodríguez

Introduzco un nuevo parámetro

Me encanta el debate generado. Sobre todo, porque implica conflicto (en sentido educativo) y ya sabemos que el conflicto siempre produce aprendizaje.

E introduzco un nuevo parámetro: la metodología.

No podemos olvidar que saber usar una herramienta TIC no implica saber utilizarla en el aula con un objetivo de enseñanza-aprendizaje. De ejemplos de esto están llenos los congresos TIC de Educación. De igual modo que aprendimos una "didáctica de la lengua" y una "didáctica de las matemáticas" habría que pensar, en estos cursos de formación, introducir el parámetro de la metodología 2.0, imprescindible, a mi parecer, para que tenga sentido el uso de una herramienta, produzca un intercambio activo entre alumnos (mejor, si es colaborativo, pero no exclusivamente para esto) y finalmente nos permita realizar una evaluación coherente que tenga en cuenta todas esas variables que sin TIC no se tendrían en cuenta.

Y todo esto es necesario aprenderlo, como aprendimos estrategias para usar el cassette el vídeo, las regletas de Cuisenaire o la plastilina. Del mismo modo que aprendimos metodología cuando aprendimos a trabajar por rincones, y luego por proyectos...

Y la mejor manera de aprenderlo nosotros, los que nos formamos, es experimentándolo también en los cursos de formación... que a veces dejan bastante que desear en cuanto a metodología, todo sea dicho...

Por cierto, un dato: los docentes de inglés que realizan un curso de actualización lingüística (P.A.L.E.) reciben su formación en horario laboral. Para ello, la administración provee al colegio un sustituto para los 3 meses que implica su formación, que incluye 2-3 meses de curso y un viaje de entre 8-15 días a una zona de Reino Unido, con todos los gastos pagados (evidentemente, para seguir estudiando allí en una inmersión lingüística, no me sean malpensad@s). Es decir, que no es tan descabellada la idea de solicitar una formación en horario laboral, porque ya se hace.

... Escrito por María Jesús Rodríguez el día 27/12/2009 - 3:33
Avatar de Salvador Llopis

La discrepancia nos ayuda a mejorar

María L, de tus palabra extraigo una única conclusión. Todo está bien como está; salvo en que todos los niveles deben ser obligatorios, y esto nos llevaría a que por ejemplo todos los profesores estuvieran preparados para generar materiales didácticos TIC, al margen de la capacidad creativa de cada uno, por ejemplo. Es cierto que el nivel 1 es muy básico, bien, ampliémoslo hasta donde sea admisible, pero los cambios en educación son lentos y no se puede entrar como un elefante en una cacharrería. Por otro lado, te recuerdo que el mes de julio es de libre disposición de la Administración, no de vacaciones, por lo que incluye el horario laboral. De igual manera como dice Mario, el personal laboral de Educación realiza sus cursos en horario de trabajo sin que se vea mermado el servicio.
Creo que podemos prescindir durante una mañana del profesor de Matemáticas (que posiblemente tenga 3 o 4 horas de clase) para realizar un curso intensivo de un día.
Cuando hago los post tengo la obligación de no circunscribirme a un ámbito limitado, y me gustaría saber qué opinan por ejemplo los profesores catalanes cuando dices que tienes las tardes libres; porque ellos no las tienen. Cualquiera que piense que sólo trabajamos de 18 a 21 horas a la semana creo que no tiene las ideas claras, ya que no tienen en cuenta el tiempo que ocupamos en nuestras casas para tareas docentes.
Finalmente, para la Administración la formación del profesorado nunca es un gasto, sino una inversión en la calidad futura de la educación de los alumnos.

... Escrito por Salvador Llopis el día 26/12/2009 - 22:50
Avatar de Héctor M.

También discrepo

Estoy de acuerdo con casi todas las objeciones que ha argumentado nuestra compañera. De hecho, añadiría unas cuantas más referidas a la evaluación de las prácticas, la calidad de la formación para el profesorado que se oferta y sobre los responsables de estos cursos. Por contra, no desecharía la estructuración en tres niveles de la capacitación TIC, además de la obligatoriedad del nivel básico, pues todavía hay en activo un número significativo de docentes que ni siquiera saben enviar un correo electrónico. Si hoy en día el dominio de las Nuevas Tecnologías se han convertido en un requisito, no reconocido por las Administraciones, imprescindible, no quiero imaginar dentro de cinco o diez años, cuando muchas de nuestras tareas cotidianas estén informatizadas, probablemente, a través de programas cada vez más complejos.
Sin embargo, también es probable que persista el problema que hemos estado arrastrando desde un principio, la dotación económica. Porque, ¿para qué nos sirve formarnos en las TIC si tenemos que lidiar cada día con equipos obsoletos y deficientes con los que imprimir un examen se convierte en una odisea? ¿por qué he de sacrificar algunas de mis tardes libres si no puedo aplicar lo aprendido, ya que la consejería de educación de mi comunidad se ha negado a comprar un ordenador portátil para cada alumno, como ocurre en Valencia? ¿Qué sentido tiene que mantenga un blog o diseñe actividades digitales si la Administración no las va a reconocer ni va a certificar las horas de trabajo que he invertido? ¿No sería mejor que dedicase mi tiempo a hacer cursillos intrascendentes, de los muchos que ofertan los sindicatos, para sumar puntos, fácilmente, en el próximo concurso de traslados? ¿No sería mejor que parte de esa dotación económica se dedicase a sacar a miles de alumnos de los cochambrosos barracones en que subsisten desde primero de ESO? ¿No sería más útil que antes que dotar a cada centro de una pizarra digital se asegurasen de que cada aula de mi comunidad tiene un diccionario, al menos? Mucho tiene que cambiar el sistema para que la formación TIC del profesorado sea una prioridad real, sobre todo el autonómico, ya que prefiere malgastar el dinero público en experimentos estrafalarios como la impartición de Educación para la Ciudadanía en inglés u ofertar el chino mandarín como segunda lengua, a dotar a los centros de las instalaciones y del equipamiento necesarios, sin olvidarnos de una plataforma digital que preste una ayuda real a los docentes, cursos de formación al profesorado bien planificados o una formación de formadores que impartan estos cursos que no atienda a los criterios actuales de amiguismo o color ideológico.
Siento haberme extendido demasiado, pero creo que si no se cumplen estas premisas, cualquier solución que se aporte será inviable, al menos, en la Comunidad Valenciana.

... Escrito porHéctor M. el día 26/12/2009 - 21:22
Avatar de Alejandro Sarbach

Prioridades

Reproduzco el slogan que encabeza el bloc de Celestino Arteta, que a su vez es una cita de Antonio González:

"Si eres docente y quieres integrar las TIC, céntrate en qué quieres hacer en clase con tus alumnos y alumnas sin preocuparte demasiado con qué herramienta lo harás. La herramienta la encontrarás."

En este blog se comenta este post.

http://villaves56.blogspot.com/2009/12/informe-talis-ocde-sobre-formacio...

... Escrito porAlejandro Sarbach el día 26/12/2009 - 18:23
Avatar de AT

Colaboración

Falta un elemento clave para la reflexión en lo que aportáis. En horario laboral o fuera de él, ¿qué hace que un profesor complete, asimile y lleve al aula la formación (TIC) adquirida? Salvado el hecho (no siempre salvado) de contar con los medios técnicos adecuados en su centro de trabajo, lo que asegura que merezca la pena es el compartir el camino con otros colegas, el poder intercambiar experiencias, darse soporte mutuo... ¿Por qué las formaciones realizadas en equipo resultan menos abandonadas? ¿Por qué los proyectos colectivos van más allá? No es una mera cuestión de motivación...

... Escrito porAT el día 26/12/2009 - 14:18
Avatar de Mario A.

Reducción horaria y formación

Es curioso, pero Salvador Llopis nos aporta un dato interesante. A excepción de la zona mediterránea, muchos profesores europeos disponen de reducción en sus horarios para formarse. Me imagino que sus autoridades y sindicatos, para tomar esa medida, la habrán adoptado después de valorarla y ver que era la mejor solución. Es decir, que no es una medida tomada sin ningún estudio previo. Sucede aquí lo mismo, por ejemplo en la administración local y en la medicina pública. Por cierto, que también atienden a la gente y, en cambio, esa medida no supone en su trabajo ningún trastorno o disfunción.

Nuestro/s gobierno/s, muy dados a compararnos con Europa para subirnos con rapidez los impuestos, podrían tener un poco de decencia intelectual y decir porque no aplican el mismo rasero a la formación del profesorado.

Por mi parte, mientras eso no ocurra, creeré poco en sus planes de formación. Porque al final, por no imitar a nuestros colegas europeos mejor formados, todo quedará en nuestro propio voluntarismo. Como siempre, vamos.

Eso sí, los impuestos seguirán subiendo para igualarnos con ellos, con la Europa del norte...

... Escrito porMario A. el día 26/12/2009 - 11:47
Avatar de María L

Discrepo

Estoy de acuerdo en que la formación del profesorado es una de las carencias actuales que más necesita una reforma seria. Sin embargo no estoy de acuerdo en la solución que propones.

En cuanto a los niveles de formación, dices que el primero tendría un carácter obligatorio y los posteriores serían voluntarios. ¿Así se mejora la formación? Lo dudo mucho. Si el único nivel obligatorio consiste en usar el correo electrónico, búsquedas en la web de materiales y recursos educativos, no avanzamos nada de nada.

Tampoco me gusta separar la formación técnica de la formación pedagógica. Para mí deberían ir siempre unidas. Si queremos que las TIC sean un medio, que lo sean también en la formación. Para mí hacen falta menos "cursos TIC" y más cursos de cualquier materia y nivel en los que las TIC sean el medio a través del cual se realiza la formación pedagógica y metodológica.

Que la formación sea variada y diversa también me parece positivo, pues no todo el profesorado tiene el mismo nivel, ni los mismos intereses, ni imparte la misma materia. El problema no es la variedad de la formación continua, sino la nefasta formación inicial.

Y para nada estoy de acuerdo en que la formación deba realizarse en horario laboral.
No trabajamos de 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 20:00 como en una central nuclear, tampoco tenemos un mes de vacaciones en todo el año, sino bastantes más.
No se podría utilizar el mes de julio para formación? Y las tardes? Qué trabajadores de la empresa privada tienen las tardes libres? Quién atiende a las y los estudiantes mientras el profesorado está formándose? Profesorado sustituto? Cuándo se forma éste? No perjudica al alumnado dejar de darles clase durante un tiempo y que lo atienda otra persona?
Vamos, que esta solución me parece poco seria e inviable. Tenemos tiempo suficiente para formarnos sin que ello perjudique al alumnado ni suponga un gasto para la administración que, sinceramente, debería invertirse en otras cosas.

Un saludo

... Escrito porMaría L el día 26/12/2009 - 10:29

Deja un comentario

El contenido de este campo no será publicado.
  • Web page addresses and e-mail addresses turn into links automatically.
  • Lines and paragraphs break automatically.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <p> <b> <br>

CAPTCHA
Esta pregunta se realiza para comprobar que eres una persona.
Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.
To prevent automated spam submissions leave this field empty.

archivo del blog

Escúchanos

enlázanos

Comunidad en Procomún