Participa en el blog, comenta, conoce a otros autores...
22 Ago

Educar es socializar (II): Por una socialización rica y crítica

4.75
Tu voto: Ninguno Valoración: 4.8 (4 votos)

3Dpeople_groupTodo proceso de mejora de la acción educativa tienen en el profesorado, sus experiencias y su formación una clave fundamental; por eso dedicamos una entrada anterior a la socialización del profesorado: ¿has tenido tiempo este verano de revisar cómo es tu entorno personal de aprendizaje? Si tienes claro ya cuál es tu EPA, llega el momento de pensar en el aula: ¿cómo podemos hacer de la escuela una experiencia de socialización rica y crítica? Se acerca, de manera inexorable, el mes de septiembre y con él el comienzo del nuevo curso; estos últimos días de agosto parecen adecuados para imaginar nuevos proyectos al compás de las olas y en esta entrada te proponemos cuatro vías de socialización rica a través de las TIC para desarrollar en tu aula.


Socialización Rica

El punto de partida para una socialización rica en la escuela son tres palabras clave: información, actuación y movimiento. Favorecer una socialización rica supone contribuir a que nuestros estudiantes sean conscientes de que la diversidad es una marca fundamental de la sociedad y de que su propia identidad es plural y se construye gracias a múltiples experiencias vitales en contacto con la diversidad. Por ello, una socialización rica en la escuela implica encontrar y procesar información sobre nuestro entorno social (cercano y distante), diseñar estrategias de actuación en ese entorno (tanto para la intervención social como para la investigación) y generar un movimiento de entrada y salida de la escuela de personas y experiencias que las TIC, sin duda, pueden potenciar. Veamos cómo.

Movimiento en el aula: aprendizaje cooperativo

Digámoslo con claridad: el aprendizaje cooperativo es la estrategia de enseñanza más investigada, más efectiva y productiva con la que contamos en la escuela (aunque sea, en nuestro contexto, aún demasiado poco conocida). Además, no puede haber una socialización rica si no se tiene en cuenta al propio grupo de estudiantes y su diversidad como espacio de socialización.

Se podría escribir mucho tanto sobre aprendizaje cooperativo, por un lado, como en conjunción con las TIC así como también disponemos de mucha información en la red para aprender qué es el aprendizaje cooperativo y cómo ponerlo en funcionamiento en un entorno TIC.

Por nuestra parte, te proponemos un pequeño cuestionario para saber el nivel de cooperación que has generado en tu clase. A partir de los resultados de este cuestionario podrías plantearte aumentar el nivel de cooperación y favorecer una mayor socialización en tu aula. Si el cuestionario provoca tu curiosidad, puedes encontrar en estas entradas algunos enlaces que te permitirán seguir aprendiendo sobre aprendizaje cooperativo.

materiales_FernandoTrujillo

Movimiento hacia dentro del aula: comunidad de aprendizaje

La escuela plantea preguntas para las cuales no tiene todas las respuestas o, simplemente, otras personas conocen mejor las respuestas o pueden ser interlocutores interesantes para que nuestros estudiantes busquen con ellas las respuestas. Por ello, una escuela que quiere ofrecer a sus estudiantes una experiencia enriquecedora de socialización es una escuela abierta a la participación de muchas personas: es decir, es necesario pasar de la "comunidad educativa" a la "comunidad educativa expandida" y convertir nuestras escuelas en centros de aprendizaje en los cuales participa toda la comunidad social.

Las TIC son unas magníficas ventanas (perdón a los linuxeros y a los maqueros por esta metáfora) para permitir la expansión de la comunidad educativa y la creación de "comunidades de aprendizaje online": la presencia virtual de un biólogo o un agricultor que nos hablen sobre el tema de Ciencias de la Naturaleza que estamos tratando en el aula es más factible gracias a una simple conexión a Internet, superando límites espaciales y temporales (piénsese en los materiales de OpenCourseWare que publica el MIT y al que algunas universidades españolas - como la UNED, la UGR, la UJI o la UOC- se están sumando); la colaboración con otros estudiantes - de nuestro entorno o de diferentes países y zonas del mundo - es factible gracias a las TIC, como demuestran las experiencias eTwinning o Knowledge Forum.

Así pues, la constitución de una "comunidad de aprendizaje" en el centro supone que el docente deja de ser la única fuente de información junto al libro de texto para sumar a la clase, de manera presencial o virtual, a otros "agentes formativos" y otras experiencias. Por tanto, la pregunta clave para el docente ya no es qué sé sobre este tema sino quién sabe sobre este tema y cómo podemos incorporarlo al aula.

Movimiento hacia fuera del aula (I): etnografía en el aula

Hacer etnografía consiste en estudiar la vida de una comunidad sobre el terreno; hacer etnografía en el aula (o desde el aula) supone proponer a nuestros estudiantes la realización de una investigación sociocultural, definir los objetivos y las preguntas a responder en torno a la vida de esa comunidad, tomar datos a través de la observación y de entrevistas, analizar esos datos, interpretarlos y preparar un informe de investigación.

Así, un criterio de evaluación como el siguiente (Ciencias de la Naturaleza, 3º de E.S.O.)

  • Reconocer que en la salud influyen aspectos físicos, psicológicos y sociales, y valorar la importancia de los estilos de vida para prevenir enfermedades y mejorar la calidad de vida, así como las continuas aportaciones de las ciencias biomédicas.

puede dar pie a una investigación etnográfica sobre estilos de vida y hábitos saludables entre los propios estudiantes, entre sus padres y madres, en personas de mayor edad o en diferentes contextos socioculturales.

O bien, el siguiente criterio de evaluación (Ciencias Sociales, 2º de E.S.O.)

  • Analizar el crecimiento de las áreas urbanas, la diferenciación funcional del espacio urbano y alguno de los problemas que se les plantean a sus habitantes, aplicando este conocimiento a ejemplos de ciudades españolas.

puede generar una investigación sobre los problemas, dificultades y limitaciones que encuentran los habitantes de una ciudad en relación con el espacio urbano: espacios de juego, espacios deportivos, culturales, sanitarios; movilidad; etc.

Las TIC son fundamentales en las tres fases de la investigación (como ya tratamos en Educ@contic): en la fase de preparación, son la vía de acceso a la información inicial que permiten preparar las entrevistas y la observación; en la fase de toma de datos, nos permiten - entre otras cosas - almacenar la información para su posterior análisis (grabación en vídeo, fotografía digital, geolocalización, etc.); finalmente, en la fase de análisis, interpretación y comunicación de resultados nos facilitan desde el análisis cuantitativo y cualitativo de la información (programas de tratamiento estadístico o de análisis de contenido) hasta la presentación de los resultados (procesadores de texto o programas de presentación de diapositivas).

En resumen, si investigar es una forma de aprender y conocer, la investigación etnográfica es una forma de aprender en sociedad. El estudiante como investigador social es, sin duda, un buen primer paso para el estudiante como ciudadano.

Movimiento hacia fuera del aula (II): aprendizaje-servicio

¿Para qué aprendemos la mayor parte de los contenidos que se enseñan en la escuela? O, mejor, ¿para quién aprendemos? Una respuesta obvia a esta segunda pregunta es que aprendemos para nosotros mismos. Una respuesta menos obvia, pero más interesante, es que podríamos aprender para nosotros y para otros, para prestar un servicio a otros.

El aprendizaje-servicio es una corriente educativa que pretende vincular lo que los estudiantes aprenden en la escuela con necesidades e intereses reales de la sociedad o de algunos de sus miembros; contamos con muchas experiencias en nuestro país (por ejemplo, en Cataluña o Euskadi) y en muchos otros países para que puedas tomar ideas y poner en funcionamiento tu red de aprendizaje-servicio.

Las TIC son un campo fantástico para el desarrollo del aprendizaje-servicio. La pregunta fundamental es qué sabemos que pueda servir y podemos encontrar muchas respuestas: preparar un sitio web para una organización sin ánimo de lucro, colaborar con el club de lectura de un centro de adultos mediante un blog de aula, intervenciones en los medios de comunicación locales sobre temas de actualidad, experiencias de formación en TIC a personas mayores, actividades de participación ciudadana, investigación y defensa del patrimonio natural y cultural, proyectos de solidaridad y cooperación, ayuda educativa entre iguales, etc.

Por último, te ofrecemos aquí un vídeo en el que puedes aprender más sobre aprendizaje-servicio:

 

Epílogo

Educar es socializar. En estas dos entradas hemos intentado demostrar cómo se puede hacer realidad este adagio mediante la formación del propio docente y a través de las cuatro estrategias descritas en esta entrada. Ahora llega el momento de que tomes tu propia decisión y asumas tu compromiso: ¿cuál será tu proyecto para el curso que comienza? El objetivo merece la pena: la formación de tus estudiantes y la construcción de una sociedad mejor. Espero tus comentarios y tus propuestas.

Valoración media
4.75
Tu voto: Ninguno Valoración: 4.8 (4 votos)

Deja un comentario

El contenido de este campo no será publicado.
  • Web page addresses and e-mail addresses turn into links automatically.
  • Lines and paragraphs break automatically.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <p> <b> <br>

CAPTCHA
Esta pregunta se realiza para comprobar que eres una persona.
Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.
To prevent automated spam submissions leave this field empty.

archivo del blog

Escúchanos

enlázanos

Comunidad en Procomún