Participa en el blog, comenta, conoce a otros autores...

Ya somos 48916 usuarios registrados!

12 Sep
0
Tu voto: Ninguno

Comienza el nuevo curso al ritmo de la vida, en un medio amigable y abundante en conexiones; el 1 de septiembre de 2013 zarpa de nuevo El Barco del Exilio, del que ya hemos hablado en EducaconTIC en el curso 12/13, pero ahora en forma de N-MOOC, concepto que descubriremos en la entrevista con su capitán, Joaquín José Martínez Sánchez, @joaquineku.

El barco ha pasado el verano amarrado, que no parado; organizando los astilleros, con el objetivo de ofrecer un viaje estimulante y atractivo a nuevos tripulantes. 

Ya listo para un crucero educativo por los mares de la innovación, nos propone ahora que nos embarquemos en un N-MOOC, protagonizado por profesores y comunicadores que siguen aprendiendo y comparten su experiencia, en este y en otros proyectos; una actividad declaradamente no masiva, sea cuál sea el número de personas que participen, conectando a través del diálogo, no de la tecnología; donde se usarán las herramientas de comunicación para resolver problemas con otros pares, en equipo o en la red abierta.En este episodio, Joaquín nos dará todos los detalles del primer N-MOOC de la historia. ¡No esperes más, y saca tu billete!

El Barco del Exilio es un proyecto colaborativo e intercultural sobre la actualidad de las migraciones y la memoria de los exilios en todas las culturas, comenzando por las que nos habitan: peninsulares, hispánicas, judía y musulmana, africanas, asiáticas, europeas.

Sigue una metodología de trabajo por proyectos, en lugar de lecciones o unidades didácticas: la comunidad de aprendizaje crea el conocimiento; se plantea preguntas, inventa/investiga, elige herramientas, configura el producto, coevalúa, etc.

La comunidad se amplía a través de las redes sociales a la colaboración de expertos, comunicadores, otros aprendices, haciendo así realidad la educación expandida.

En este proyecto se hace divertido el aprendizaje a través de 30 escenarios digitales, donde los aprendices juegan con nuevos roles en distintos géneros discursivos: crean avatares y se identifican con personas exiliadas, juegan a ser antropólogos, periodistas, biógrafos, escritores, artistas, actores de un drama.  

La diferencia fundamental con los social media es que se han organizado campañas de participación dirigidas a un público de prosumidores, para que entre todos recuperemos las conexiones perdidas, pero se trata de un medio educativo y gratuito, que no esconde su servicio al procomún y se preocupa por promover una identidad digital más humana, humanizadora. Es una opción que todos compartimos.

Durante el curso 2012/2013, primer año de andadura del barco, se ha llevado también a cabo un proceso de evaluación. Este proyecto ha quedado integrado por otros 20, cada uno de los cuales utiliza matrices de coevaluación y, además, muchos de los tripulantes del barco han publicado las evaluaciones del alumnado sobre la materia. Más allá de eso, pueden consultarse las analíticas del proyecto durante el curso pasado en las redes sociales: Twitter y FB, que están publicadas en la Guía de Viaje. El proyecto ha alcanzado a miles de usuarios en todos los continentes, de los cuales solo una pequeña parte se ha fidelizado y mantenido interacciones frecuentes, algo a mejorar de cara al futuro. De ahí que se haya dado el siguiente paso y se haya planteado un taller virtual.

Durante estos ocho meses de proyecto ha habido muchas personas que se han interesado por participar, pero han acabado por renunciar, debido a la falta de mediaciones. Todo parece explicado en la Guía de Viaje y todo es transparente, supuestamente asequible a través de la red. Pero no basta: se necesitan mediadores. Aunque hubiera mucha dinamización y muchísima procuración de contenidos, eran necesarios los facilitadores del proyecto, que contasen, además, con una mínima infraestructura. Y en esto ha estado el barco en sus astilleros, preparando el siguiente paso, en cuya preparación no han faltado las dificultades.

Como es lógico, la demanda de mayor compromiso con la producción y el mantenimiento del proyecto supone para todos un esfuerzo difícil de asumir. Ha de tenerse en cuenta que los tripulantes son trabajadores voluntarios con muchas obligaciones, que han pasado el verano diseñando Google Docs y un Branch, dialogando y aumentando las motivaciones que hicieran más atractiva la participación. De ahí acabó surgiendo la apuesta por organizar un N-MOOC.

Con este N-MOOC Joaquín nos propone recuperar el sentido más renovador del MOOC conectivista, horizontal y creativo, aunque con nuevas dimensiones. 

Todo empezó por los llamados c-MOOC, que tienen como tema principal precisamente las propuestas del conectivismo y las posibilidades innovadoras que ofrece la tecnología educativa. Los facilitadores son pedagogos y tecnólogos de la talla de Stephen Downes, George Siemens o Dave Cormier. 

En poco tiempo, grandes universidades como Stanford, Princeton o el MIT han promovido enormes infraestructuras para difundir cursos masivos, a través de plataformas LMS mejoradas y con una estructura jerárquica, que se caracteriza por la instrucción sobre contenidos de actualidad. En apenas dos años ya hay centenares de universidades involucradas, incluidas las españolas e hispanoamericanas.

Pues bien, si algo demuestran los análisis realizados sobre dichas experiencias es que el carácter masivo de los cursos y su escalabilidad ha hecho posible el acceso a una información selecta y bien comentada por un público muy amplio, pero no propicia las comunicaciones entre los participantes, al menos en mayor medida que los cursos sencillamente abiertos. 

Los inventores del c-MOOC enseñan cómo tejer redes de aprendizaje en distintos espacios digitales, lo que ha tenido muy en cuenta El Barco del Exilio. Sin embargo, el N-MOOC del Barco orienta las prácticas de los participantes en coherencia con un hecho probado empíricamente: aprender solo es posible en una ZDP (zona de desarrollo próximo) entre pares, a través de una relación dialógica. La tecnología proporciona herramientas; pero los nodos de las conexiones sociales y sus correlatos neuronales son seres humanos y comunicantes. La cibernética tiene que dejar abierto el paso al social media y la interfaz humano-humano, si se quiere expandir la educación. La procuración de contenidos solo resulta educativa si incluye comentarios y se basa en el contacto con quien ha experimentado un conocimiento; al menos con su blog. 

Aunque parezca demasiado ambiciosa la pretensión de crear un nuevo modelo de aprendizaje en línea, este proyecto sólo pretende ser realista.

Cualquier aprendiz tiene la intuición de que siempre está aprendiendo. La teoría del aprendizaje rizomático devuelve su humildad originaria a los docentes, porque solo son auxiliares en un proceso sin principio ni fin. Incluso la UNESCO defiende hoy que el lema “Educación para Todos” se convierta en “Educación para Todos a lo largo de la vida”. Es decir, las especies de enseñanza deberían adaptarse cada vez más a la realidad, hasta convertirse en una formación continua, que integre lo planificado y lo informal, el grupo de socialización en un aula (presencial o virtual, es casi lo mismo) con los aprendizajes emergentes, disruptivos, subversivos, etc. 

Aprendemos de por vida y al ritmo de la vida, en vez de provocar estrés y reproducir el marco espacio-temporal y mental de la instrucción académica: o sea, un periodo de asimilación de contenidos que acaba en un examen/oposición y un título. Todos saben que la academia forma académicos y segrega expulsados, pero la mayoría no saben que la vida social tiene muchos ritmos: distintas esferas y géneros, capacidades y formas de creatividad, personas, como explica Ken Robinson. Se puede organizar el año en meses y el aprendizaje en etapas, pero lo real son los procesos. 

Quienes participan en el N-MOOC son personas que viven procesos en contextos distintos; y esa diversidad enriquece las conexiones, siempre y cuando haya ocasión y tiempo de entender al otro con empatía. Masificar implica ignorar los contextos, los procesos y las emociones. No masificar es todo lo contrario. Se puede masificar la reproducción de cereales, energía, prejuicios o memes, pero no el aprendizaje.

Quizá lo más importante en el planteamiento del N-MOOC sea organizarse como un Banco Común de Conocimientos para expandir la educación, multiplicando las ocasiones de aprender por cada una de las personas. Es lo que consiguen los movimientos sociales durante breves periodos de tiempo, a través de grupos auto-organizados.

El N-MOOC es consecuente con la doble dimensión del proyecto inicial, El Barco del Exilio, desde el 1 de enero de 2013, cuando empezó: promover el diseño de proyectos de aprendizaje (PBL) en el nuevo marco de las redes sociales o los social media. De ahí que el N-MOOC también tenga dos edificios interconectados: uno para que nuevas personas se incorporen al trabajo por proyectos sobre la memoria y la actualidad de los exilios y las migraciones; el otro, para que la comunicación en las redes permita reflexionar sobre las prácticas al ritmo de la vida. 

El Taller Virtual comienza el 1 de septiembre de 2013 y se extiende, en principio, hasta junio. Es lo programado, pero no tiene por qué cortarse o amputarse lo que esté vivo.

Haciendo caso a los consejos del conectismo, se han preparado una diversidad de espacios de comunicación. Además, es previsible que la interacción de los participantes genere otros grupos en las mismas redes o en otros sitios. 

De nuevo utilizando la imagen de los dos mundos en conexión, hablamos de dos mundos:

1. El “Crucero en días de trabajo”: un programa de iniciación en el Barco del Exilio, no instruccionista, sino en comunidad de aprendizaje y en continua relación. Se ubica en la red social Ning de Proyéctate, dedicada a promover el ABP en España.

Las etapas previstas serán coordinadas por los distintos miembros del equipo: 

Septiembre: viaje iniciático por los puertos que ha recorrido el Barco durante su primer año.

Octubre: la innovación en la enseñanza de segundas lenguas.

Noviembre: cómo se organiza un centro que trabaja por proyectos.

Diciembre: la evaluación del aprendizaje por proyectos.

Enero: los escenarios digitales que hacen divertido el aprendizaje en las aulas, gracias a distintas aplicaciones y formas de ludificación.

Febrero: la gestión del PLE y el PLN.

Marzo: las nuevas alfabetizaciones.  

Abril: la educación audiovisual.

Mayo: la comparación de sistemas educativos.

Junio: el aprendizaje sin exámenes, un tema de humor.

2. Pasemos a los marcos de aprendizaje auto-organizado en redes sociales. Se han reunido sendos grupos de comunicación (experiencias, reflexiones, emociones) en FaceBook y Linkedin, ambos conectados entre sí y con el grupo de trabajo en la red Ning de Proyéctate. Cada uno de ellos elige, a través de un cuestionario, el tema del mes, siempre con la libertad de adaptar cualquier teoría a las prácticas que de hecho están realizando.

El resultado puede ser que los tres grupos converjan o se diferencien en cuanto a los temas tratados, los periodos y el modo de abordarlos. Esa riqueza no impide que se establezcan conexiones entre ellos, sino más bien al contrario. No hay temas estancos en educación. Todo está relacionado y, todavía más, en el campo de la práctica al ritmo de la vida, donde estamos.

  • Los tres grupos van a coincidir en el uso de algunos espacios, como el “Departamento de Proemociones” en Linkedin, destinado a compartir los traumas y las alegrías que provoca el esfuerzo por innovar en cualquier entorno educativo. 
  • La comunicación tendrá lugar también a través de la comunidad del Barco del Exilio en Twitter, donde habrá una mayor dedicación a la expansión de aprendizajes en conexión con la agenda cultural y los trending topics de los movimientos sociales. 
  • Además, se utilizará una herramienta común con vistas a la procuración de contenidos, que permite la colaboración en una comunidad: Spundge.

Está en juego una nueva manera de organizar la formación continua del profesorado, pero también la superación de fronteras, a fin de permitir conexiones que resuelvan problemas, partiendo de la experiencia. 

Hay precedentes fundamentales en España: una estructura colaborativa como Internet en el Aula o los cursos de Ciberespiral; solo que este N-MOOC es más sencillo. Ocurre enteramente en la red abierta y reúne intereses muy diversos, gracias a la colaboración de profesionales de la educación en distintas áreas y niveles, la pedagogía, las TIC, los social media y la comunicación.

nota: toda la música que se utiliza en este podcast tiene licencia Creative Commons. La sintonía del podcast de Educ@conTIC es el tema Improject One de Improject. También se escucha el tema Exilio del álbum El último peldaño de Jaime Heras, que tiene la misma licencia.

Valoración media
0
Tu voto: Ninguno

Deja un comentario

El contenido de este campo no será publicado.
  • Web page addresses and e-mail addresses turn into links automatically.
  • Lines and paragraphs break automatically.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <p> <b> <br>

CAPTCHA
Esta pregunta se realiza para comprobar que eres una persona.
Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.

archivo del blog

Escúchanos

PodcastiTunes

Vídeo de la semana

Draw / Paint: programas de dibujo
Más videos de educacontic en Vimeo

Red de Buenas PrácTICas

Calendario TIC

enlázanos

Twitter
- followers