Participa en el blog, comenta, conoce a otros autores...
18 Nov

¿Cómo debería ser la educación del siglo XXI? Crónica del Encuentro Internacional de Educación de Fundación Telefónica

0
Tu voto: Ninguno

Encuentro Telefónica Los días 12 y 13 de noviembre se celebró en Madrid la clausura del Encuentro Internacional de Educación 2012-2013 organizado por Fundación Telefónica. Se cerraba así un año de intenso trabajo en la red y en encuentros presenciales y en esta entrada os narramos cómo fue ese cierre y qué ideas emergen del Encuentro.

El Encuentro Internacional de Educación 2012-2013

Una pregunta domina el Encuentro Internacional de Educación de Fundación Telefónica: ¿Cómo debería ser la educación del siglo XXI? Es una pregunta curiosa en principio, al menos por dos razones: en primer lugar, porque ya estamos en el siglo XXI así que deberíamos encontrar una respuesta rápidamente a esta cuestión; en segundo lugar, porque no pregunta cómo es sino "cómo debería ser". La intención de la Fundación, por tanto, no es describir el estado de la cuestión sino definir hacia dónde camina o debería caminar la educación a lo largo del presente siglo. Y para ello se ha organizado este gran "foro de reflexión" a modo de ejercicio colectivo de futurización:

El Encuentro se ha organizado en nueve temas, como puedes ver en la infografía del encuentro. Estos temas de trabajo han sido

  1.     Tema 1: Relaciones entre educación, sociedad y trabajo

        Tema 2: Tecnología y calidad educativa

        Tema 3: La educación integral en la era digital

        Tema 4: Qué y cómo enseñar y aprender en la sociedad digital

        Tema 5: El rol del profesor

        Tema 6: Cómo liderar el cambio en los centros educativos

        Tema 7: La familia: socio estratégico para la educación

        Tema 8: La educación permanente: la educación formal, informal y no formal

        Tema 9: Visión y tendencias educativas de futuro (sobre el cual ya escribimos en EducaconTIC)

En torno a estos temas se han organizado cuatro actividades diferentes:

  • Debates (ponencias con debates en directo),
  • Compartir (Estudios e investigaciones),
  • Experimentar (actividades prácticas con talleres en directo) y
  • Foro Comunidad educativa (debates de interés para familias, estudiantes, expertos...).

Con toda esta actividad los organizadores del Encuentro pueden sentirse satisfechos con el resultado: por un lado, la participación tanto en los encuentros presenciales como en los encuentros en línea han movilizado a una buena cantidad de personas interesadas, con cifras en España y América Latina propias de una actividad realmente importante; por otro lado, el Encuentro ha generado una cantidad ingente de material desde la ponencia de John Moravec y las crónicas de nuestro compañero Pablo Bongiovanni de las dos primeras jornadas del Encuentro (1 y 2) hasta las conferencias de Judi Harris, Richard Gerver, George Siemens, Roger Schank, David Albury, Ferrán Ruiz, César Coll, Stephen Downes o Juan Domingo Farnós. Además, como síntesis de esta fase del Encuentro, Fundación Telefónica ha publicado unas conclusiones con el mismo título del Encuentro: ¿Cómo debería ser la educación del siglo XXI?

La Clausura del Encuentro: calentamiento

Tras estos dos años de trabajo por parte de Fundación Telefónica, llegaba el momento de clausurar el Encuentro en Madrid. Para ello la Fundación dispuso de toda su capacidad organizativa y de su mejor valor, su capital humano, para organizar una clausura que estuviera a la altura del esfuerzo realizado.

La clausura comenzó con un calentamiento previo. La mañana del día 12 se celebró en el Espacio Fundación Telefónica en la Gran Vía madrileña un debate sobre la presencia de las Fundaciones de origen empresarial en el mundo de la educación y el papel que éstas deben (o pueden) jugar. El debate tuvo como "contendientes" a Jordi Adell, que defendía una postura crítica (aunque no de rechazo) hacia el papel de las Fundaciones, y a José María de Moya, más receptivo a la participación de las Fundaciones en educación y (en general) a favor de la defensa de una menor presencia del Estado en Educación. Fue un debate intenso aunque para mi gusto demasiado centrado en el debate "escuela pública vs. escuela privada" y no tanto en la consideración del papel de las Fundaciones en Educación (aunque bien es cierto que ese debate es fundamental y subyacente al tema que nos ocupaba). En este sentido quizás te interese leer la entrada de Roser Batlle sobre este "desayuno de trabajo", con cuya opinión coincido plenamente.

Como conclusión personal, me parece incuestionable la capacidad de las Fundaciones para generar debates y establecer una agenda de temas prioritarios e incluso de ideas fuerza a partir de las cuales construir (o deconstruir). La presencia de Fundaciones como la propia Telefónica, la Fundación Botín o la Fundación Barrié, entre muchas otras, supone una clara demostración de fuerza y justifica plenamente la necesidad del debate sobre el papel de estas Fundaciones en Educación. Entre otras cosas, es importante que esta agenda que hemos mencionado sea transparente, como así también han de ser sus relaciones con el Estado y con el sistema educativo. Por último, en este debate me surgió una pregunta que no supe resolver: si yo como docente e investigador desconocía la existencia de tantas y tan poderosas Fundaciones, ¿de quién es la culpa? ¿Mía por no enterarme de donde vivo o de las propias Fundaciones por no hacer llegar con claridad su mensaje y por no haber sabido aún ofrecer al sistema educativo una imagen clara de sí mismas y de su actividad?

La Clausura del Encuentro: el encuentro presencial

Llegados a este punto debo deciros que no voy a escribir extensamente sobre el propio encuentro. Entre otras cosas, porque ya hay mucho escrito, como puedes ver a continuación:

Blog oficial del encuentro:

Entrada de Linda Castañeda en el blog del Grupo de Investigación de Tecnología Educativa de la Universidad de Murcia

Entradas en De Estranjis sobre el evento:

(Pido disculpas a Rafael Bisquerra, Esther García, Alberto J. Cañas, Juan Domingo Farnós y el Centro Regional de Formación del Profesorado de Castilla-La Mancha por no haber podido recoger en De estranjis sus palabras. No pude asistir a sus ponencias por coincidir en el tiempo con la participación de Alexandra Okada, Roser Battle, el Centro de Formación Padre Piquer y la de un servidor: un pequeño problema de ubicuidad que resolveré cuando la organización del evento suba a la red los vídeos de sus ponencias :-).

Así pues, más que resumir el contenido de las ponencias, que ya queda arriba recogido, me gustaría reflexionar sobre la relación entre la pregunta que nos planteaba la organización (¿Cómo debería ser la educación del siglo XXI?) y la posible respuesta que la agenda del evento sugería.

En este sentido, se observan diversas ideas en la agenda y las ponencias del evento que son dignas de comentario. Por un lado, una de las ideas que más presencia ha tenido en el evento ha sido la lectura crítica respecto al estado actual y los resultados en Educación, tanto en educación obligatoria como en educación superior. Esta visión se basa en "evidencias" como los datos de PISA, que a muchos parecen incuestionables y que en el evento fue reforzada, por ejemplo por la aportación de Tracey Burns en su mesa redonda - aunque Aníbal de la Torre, en su participación en la mesa redonda del día 13, nos habló acertadamente de las falacias en la presentación e interpretación de los datos de PISA.

Esta imagen (la educación como fracaso) es el punto de partida que justificaría una renovación que, desde la perspectiva de la agenda del evento, está centrada en el aprendiz y el aprendizaje. Así, desde la perspectiva del aprendiz, han tenido más presencia cuestiones como la educación en valores y la educación emocional y la implicación social como base del desarrollo integral del individuo o el aprendizaje centrado en la red (y en plataformas) que otras cuestiones más centradas en la actuación del profesorado. Parecía rondar el ambiente, de manera sutil, la idea de que el siglo XXI será el siglo de los aprendices pero no el de los enseñantes.

Es más, para los docentes las propuestas de futuro que se han presentado en el evento son el cambio de rol y la transformación de la profesión ante los cambios en el proceso de aprendizaje. En ese sentido se han desarrollado algunas ponencias centradas en la presentación de actuaciones educativas de éxito, las competencias necesarias para el siglo XXI o el liderazgo distribuido como uno de los ejes fundamentales de cambio.

Es más, por situar este afán transformador en un contexto adecuado, es justo decir que estas ponencias no planteaban el cambio como una alternativa a la realidad sino como un desarrollo de la misma. Tanto Ramón Flecha, Roser Batlle, Aníbal de la Torre o quien escribe estas líneas describíamos posibles escenarios de cambio pero a partir del trabajo que ya está realizando el profesorado actualmente: hay muchas y muy buenas evidencias de un gran trabajo docente, profesional, moderno, ejemplar. El cambio es la extensión de las buenas prácticas, las mejores prácticas o las actuaciones educativas de éxito que ya existen en nuestros centros educativos hacia todo el sistema.

Sin embargo, a muchos de los asistentes les pareció significativo que las dos primeras presencias en el escenario del evento, León Rangel y Ana María Llopis, representaban lo que podríamos denominar el emprendimiento como "modelo de salvación", y también se comentó mucho la distancia de este planteamiento respecto a una escuela o una universidad real en toda su complejidad. Para hacer propuestas de cambio no hay que apelar sólo a frases redondas, hay que comprender la complejidad del entorno que se analiza, lo vasta de la tarea que en los centros educativos se acomete y el carácter sistémico de la situación en la cual docentes y estudiantes realizan su actividad: el cambio es un reto social global, no sólo un reto educativo, y simplificar la realidad no lleva a la mejora sino a la mixtificación.

Cierre

Cerramos, por tanto, dos años de trabajo por parte de Fundación Telefónica en torno a la reflexión sobre el futuro del sistema educativo. Cualquier tiempo es paradójico y está lleno de contradicciones y el futuro de la educación también lo es, como ha reflejado este Encuentro: voluntad de transformación, dificultad para el cambio; propuestas de mejora, debilidades del sistema; planes de futuro, reducción de presupuestos; etc. Cualquier oportunidad para reflexionar sobre estas paradojas es bienvenido pues representa también una oportunidad para pensar sobre nosotros mismos como sociedad, como profesión y como aprendices a lo largo de la vida. Seguiremos en este empeño.

Valoración media
0
Tu voto: Ninguno
0
Tu voto: Ninguno
Compártelo con un amigo
X
Recomendar a un amigo
Comparte este post en: | Más

Deja un comentario

El contenido de este campo no será publicado.
  • Web page addresses and e-mail addresses turn into links automatically.
  • Lines and paragraphs break automatically.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <p> <b> <br>

CAPTCHA
Esta pregunta se realiza para comprobar que eres una persona.
Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.
To prevent automated spam submissions leave this field empty.

archivo del blog

Escúchanos

enlázanos

Comunidad en Procomún