Participa en el blog, comenta, conoce a otros autores...

Ya somos 52164 usuarios registrados!

3 Ene
5
Tu voto: Ninguno Valoración: 5 (3 votos)

No es la primera vez que Caperucita Roja viene por aquí. En una de ellas quiso saber de las herramientas que había en la Red para mejorar el uso del teclado. Creo que en aquella visita aprendió muchas cosas, pero hoy necesita dar un paso adelante. Y de jugar con el alfabeto y los teclados, ahora quiere empezar a escribir sus propios libros electrónicos. Porque un personaje como ella, presente en centenares de historias y en películas, en todas las lenguas importantes, no puede desconocer la narrativa digital. Caperucita Roja quiere ponerse a escribir, pero en este tiempo lo que más llama su atención es la escritura electrónica.

Como ya contamos en otro momento, Caperucita Roja decidió que también ella tenía que usar las nuevas tecnologías aplicadas a la escritura, y que por eso debía conocer la mecanografía. Y a muchos nos pareció algo lógico, sobre todo si tenemos en cuenta las características de la Web 2.0, donde resulta necesario un cierto dominio del teclado. Si se trata, por supuesto, de aprovechar bien las posibilidades de los ordenadores en la enseñanza.

Una vez que Caperucita hizo sus correspondientes prácticas de mecanografía, consideró que estaba suficientemente preparada para la escritura con el ordenador. Por esa razón, en otros posts, desde Educa con TIC, le ofrecimos nuestra ayuda para que fuese descubriendo nuevas herramientas. Entre otras, varias veces dejó su capucha en nuestro laboratorio digital y practicó con las siguientes aplicaciones:

  • Animated Book, casi la más minimalista de las herramientas de escritura digital disponibles en la actualidad.
  • Tar Heel Reader, que es una aplicación de escritura y también de lectura. Bajo un diseño simple esconde unas grandes utilidades para la creación de materiales escritos.
  • Bookr, una herramienta sencilla y fácil de usar, que no requiere grandes conocimientos. Se crean pequeños libros con imágenes de Flickr, a las que se añade un poco de texto y después se publican. No requiere ninguna clase de registro.
  • TikaTok, que tuvo unos inicios espectaculares, cuando fue uno de los mejores recursos para publicar libros on line. Ahora, con el amparo de Barnes & Noble Company, aquellos servicios que tanto nos gustaron son de pago, pero su calidad sigue siendo innegable.
  • Mixbook, una de las mejores aplicaciones para escribir y publicar. Dispone de muchos recursos: fotografías, imágenes, fondos, plantillas variadas. Sus resultados visuales son realmente buenos.
  • Storybird, que es un gran sitio para que los niños escriban historias maravillosas. Su principal atractivo reside en su banco de imágenes, que son verdaderas obras de arte. Pero, por desgracia para nosotros, tiene un problema grande: sólo admiten el inglés como lengua para publicar libros de acceso público. Sus responsables aseguraron que admitirían más idiomas, ya en el 2011, pero no ha sido así. Y algunos lo sentimos mucho.
  • StoryJumper, que, junto con Mixbook, es uno de los buenos espacios web para que los niños y adolescentes publiquen sus libros y sus historias digitales. Se trata de una aplicación bastante intuitiva, que dispone de plantillas y de imágenes, aunque también permite el empleo y la adaptación de otros materiales ya publicados en este sitio.

A Caperucita Roja, con toda su experiencia acumulada durante años, tal vez no le basten estas siete aplicaciones de escritura electrónica. Por suerte, existen más sitios que facilitan la creación de tus propios libros digitales. Incluso, como en algunos de los ejemplos anteriores, se permite, previo pago, la impresión en papel de la mayoría de las creaciones. Ella quiere escribir más, es cierto, pues ya es mayor, y si quiere que sigamos disfrutando con sus historias, tiene que conocer la narrativa digital. Así que le recomendamos que siga investigando y practicando:

  • Bookemon: Se trata de un atractivo sitio para diseñar, publicar y compartir libros, también para crear nuestra propia biblioteca casi con una calidad profesional. Además, es posible el uso de documentos de tipo Word o PDF y de imágenes, que se insertarán en los libros. Y pensando en la enseñanza, se encuentran algunas sugerencias especiales para los educadores.
  • Batalugu: Como en los casos anteriores, otro espacio web para publicar y compartir las creaciones escritas. Nos proporciona diversas opciones de trabajo, y requiere una inscripción previa.
  • Flip Book: De ReadWriteThink, aunque hay otros recursos con este nombre. Esta herramienta esta diseñada para escribir e ilustrar libros de hasta diez páginas, y por eso dispone de diferentes modelos. En todo caso, los flipbooks electrónicos no tienen mucho que ver con la idea original.  
  • Pandamian Beta: Este sitio se anuncia como la manera más fácil de publicar libros en línea. Registrarse en esta aplicación es muy sencillo, y una vez hecha consigues una dirección o página web para la publicación de cada uno de tus libros, que pueden estar divididos en capítulos. También permite la conversión de las creaciones en formatos variados, como ePub, mobi o PDF, para facilitar su difusión y lectura. Esta opción de uso en distintos dispositivos también se encuentra en más espacios.
  • ePub Bud: Otra herramienta on line para crear libros infantiles electrónicos de manera gratuita. Su empleo es realmente sencillo, y una de sus características especiales es que nos ofrece las instrucciones necesarias para conseguir el ISBN de nuestros libros. Es un servicio de pago, por supuesto, aunque muy barato. Otra utilidad que posee es la de convertir cualquier documento al formato ePub, que es el de la mayoría de los ebooks o libros electrónicos.

En este principio de un año nuevo, Caperucita Roja solicitó mi ayuda, y está claro que no pude negarme. La ayuda se relacionaba con ciertas vivencias de un pasado antiguo: los bosques oscuros, los lobos solitarios, las reinas traidoras, los soldados de fortuna, los cazadores furtivos. A pesar de esas experiencias tan negativas, pensaba en la gratitud que debía a las maestras y profesoras, a los maestros y profesores de todo el mundo. Era consciente de que el mismo nombre de Caperucita, sin su colaboración, tal vez habría desaparecido hace muchísimo tiempo. Por eso me encargó que os dijese: ¡gracias, muchas gracias por vuestro esfuerzo!

Valoración media
5
Tu voto: Ninguno Valoración: 5 (3 votos)
5
Tu voto: Ninguno Valoración: 5 (3 votos)
Compártelo con un amigo
X
Recomendar a un amigo
Comparte este post en: | Más

Deja un comentario

El contenido de este campo no será publicado.
  • Web page addresses and e-mail addresses turn into links automatically.
  • Lines and paragraphs break automatically.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <p> <b> <br>

CAPTCHA
Esta pregunta se realiza para comprobar que eres una persona.
Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.
To prevent automated spam submissions leave this field empty.

archivo del blog

Escúchanos

PodcastiTunes

Red de Buenas PrácTICas

Calendario TIC

enlázanos