Participa en el blog, comenta, conoce a otros autores...
4 Ago

Bájate del árbol y empieza a enredar!

5
Tu voto: Ninguno Valoración: 5 (2 votos)

El verano es un buen momento para reflexionar y entre esto y navegar por Internet encontré el siguiente vídeo que a mí me ha hecho reflexionar sobre varias cosas, entre otras la organización del conocimiento y el poder del trabajo en red.

 

Fuente de la imagen

He aquí el vídeo y su transcripción al castellano.

Transcripción el vídeo “The power of Networks” de Manuel Lima.

Para mapear el mundo incrementalmente complejo se han venido utilizando árboles.

El árbol en sí es un símbolo que se ha utilizado en diversas religiones y como sistema de clasificación del conocimiento, relaciones de parentesco, personajes y hechos de la Biblia, clasificación de la ciencia, las especies, etc. Se trata de una metáfora ampliamente extendida. Aporta orden, simetría, jerarquía, equilibrio y unidad.

El árbol del conocimiento de Aristóteles permitía clasificar todo el conocimiento, aunque este ha crecido enormemente desde entonces. Bajo mi punto de vista estamos pasando de esta organización en árboles a otra de flujo de redes, puesto que en la estructura de árbol no se pueden acomodar las complejas relaciones del mundo moderno.

A mediados del siglo XX, Warren Weaver escribió un artículo titulado “Complejidad organizada” donde dividía la ciencia en dos etapas, la primera iría del siglo XVII al XIX y se llamaría “Simplicidad de los problemas” centrándose en elementos aislados. Yendo hacia la segunda etapa, los científicos perciben que el mundo es más complejo que elementos sueltos, aunque de alguna manera algunos elementos están caótica y aleatoriamente interconectados, dando lugar a la “Complejidad desorganizada” en la primera mitad del siglo XX.

Desde entonces y hasta nuestros días, los científicos se han dado cuenta de que existe una infinidad de elementos en el planeta, todos interconectados e interdependientes en lo que se ha venido a llamar “Complejidad organizada”, de modo que los árboles se han vuelto inoperantes para representar estas relaciones en bastantes áreas del conocimiento.

Podemos ver estas interrelaciones cuando intentamos desvelar lo que sucede en los ecosistemas, en los que ya no nos son suficientes los clásicos diagramas depredador-presa. Entendemos los ecosistemas de un modo más complejo, como por ejemplo con el diagrama de todas las especies que interactúan con el bacalao en la costa noreste de Canadá. Es increíble la cantidad de relaciones que se establecen entre ellas.

También vemos este tipo de complejidad en eso que llamamos cerebro, en un principio se pensó que estaba dividido en áreas encargadas de realizar funciones independientes, pero no es un órgano centralizado en absoluto, es como una sinfonía tocada por cientos y miles de instrumentos simultáneamente. Uno de los mapas más complejos del cerebro se realizó en el “Blue Brain Project”, equivalente al proyecto del “Mapa del Genoma Humano” y que representa sólo el 10% de la corteza cerebral, unas 10.000 neuronas.

También vemos esta complejidad cuando catalogamos el conocimiento, en 1751 Diderot y D'Alembert crearon la primera enciclopedia y dibujaron un árbol en el que sus ramas no se tocaban ni había enlaces entre sus elementos, comparándolo con mapas de la Wikipedia vemos que en ésta última existen un gran número de interconexiones entre los elementos e incluso se comparten gran cantidad de lazos.

Si comparamos esto con cómo se organizan las empresas e instituciones, tenemos un organigrama estructurado en forma de árbol, pero si analizamos las relaciones sociales, como por ejemplo el mapa de relaciones entre desarrolladores de PERL, vemos miles de relaciones entre gente que colabora en una gran variedad de proyectos, compartiendo en una estructura en red dónde no existe un líder “per se” y todo el mundo es libre de colaborar en cualquier proyecto.

También podemos observar este cambio de paradigma en el modo en que miramos a la naturaleza o intentamos ordenarla, viendo el “árbol de la vida” de Charles Darwin, ordenado jerárquicamente, pero esto está cambiando dramáticamente tal y como los científicos están descubriendo superposiciones entre especies, por ejemplo, se están descubriendo densas redes de bacterias enlazando especies muy dispares y haciéndolas muy próximas entre sí.

Si consideramos que el cuerpo humano está formado por aproximadamente un 90% de bacterias, podemos entender el alcance de este descubrimiento en lo que llamamos “The Web of Life”, la red de la vida.

Volviendo a considerar el cerebro como un órgano, éste está compuesto por neuronas conectadas por axones con otras células, células con células, átomos en moléculas, etc.

Las sociedades, tal y como las conocemos son redes de personas conectadas por diferentes tipos de relaciones, por supuesto en una escala diferente a la de las relaciones de materia y energía en los ecosistemas como vimos antes, potenciadas por tecnologías humanas como Internet y los sistemas de transporte.

Finalmente quiero terminar con una pequeña broma, hay una especie de estructura universal (me encanta esta comparación) lo que vemos a la izquierda es la red neuronal de un ratón hecha en 2006, a esta escala es muy parecida a la nuestra, mientras que en el lado derecho tenemos la “Millennium Simulation”, simulación del Milenio, que es la mayor y más realista simulación del crecimiento de estructuras cósmicas y la formación de galaxias, reproduce aproximadamente la evolución de 20 millones de galaxias en aproximadamente 25 TeraBytes.

Volvemos a poder comparar dos estructuras a distinta escala. Para mí, coincidencia o no, encuentro estas comparaciones impactantes a muchos niveles, entre la pequeña escala del conocimiento humano y la gran escala del conocimiento del propio Universo y todo es muy similar en esta especie de estructura universal. Incluso más si representamos esta complejidad, la necesidad de una nueva manera de pensar, una manera más plural, en la que todo está en red y todo es interdependiente, deberíamos volver a la erudición del renacimiento en lugar de tender a la superespecialización en una sola área, sino tener una perspectiva más abierta, creada por las interrelaciones entre las áreas dispares. Creo que este es el aspecto más bello del conocimiento que podemos tomar en consideración bajo este pensamiento en red, es incluso más importante el cambio de mentalidad debido a los inmensos beneficios que se pueden derivar de esta visión del propio mundo en red.

 

final

Como conclusión añadir que gracias a Internet y a las herramientas 2.0 cada vez resulta más fácil poder encontrar a otras personas interesadas en nuestros mismos intereses, gente que está innovando en su práctica docente y que da a conocer su trabajo en estas redes. Redes en las que se establecen vínculos de cooperación, entornos de debate, intercabio de ideas, semilleros de proyectos, etc.

Mi recomendación es que si aun no estáis "en red" empecéis a meter la cabeza y a ver qué se está cociendo y si lo estáis no estaría de más que recomendaseis sitios en los que empezar a enredar.

¿Dónde enredar?

Compartid, compartid, malditos.

Internet en el aula

TAAC Redes Sociales en Educación (Grupo de FaceBook)

Docentes (Grupo de FaceBook)

Valoración media
5
Tu voto: Ninguno Valoración: 5 (2 votos)
5
Tu voto: Ninguno Valoración: 5 (2 votos)
Compártelo con un amigo
X
Recomendar a un amigo
Comparte este post en: | Más

Deja un comentario

El contenido de este campo no será publicado.
  • Web page addresses and e-mail addresses turn into links automatically.
  • Lines and paragraphs break automatically.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <p> <b> <br>

CAPTCHA
Esta pregunta se realiza para comprobar que eres una persona.
Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.
To prevent automated spam submissions leave this field empty.

archivo del blog

Escúchanos

enlázanos

Comunidad en Procomún