Participa en el blog, comenta, conoce a otros autores...
21 Sep
4.142855
Tu voto: Ninguno Valoración: 4.1 (7 votos)

integradoSi estás leyendo esto puede que hayas descargado ya la última versión de Ubuntu, que hayas leído el libro de Cobo y Moravec ahora que está disponible en la red y que celebres que Richard Stallman clausure el próximo congreso de Escuela 2.0. Si es así, te damos la bienvenida a Educ@contic: eres un integrado. Y ahora que ya lo sabemos, ¿qué hacemos con los apocalípticos?

En 1965 Umberto Eco escribió uno de los libros más conocidos sobre "cultura de masas", Apocalípticos e integrados. Aunque el propio Eco habla de lo injusto que es clasificar actitudes humanas - que suelen ser complejas - mediante etiquetas simplificadoras, una idea clave distingue al integrado del apocalíptico:


"...mientras los apocalípticos sobreviven precisamente elaborando teorías sobre la decadencia, los integrados raramente teorizan, sino que prefieren actuar, producir, emitir cotidianamente sus mensajes a todos los niveles."

Así, a la dieta cognitiva de Alejandro Piscitelli, un intelectual integrado, se opone al mariposeo cognitivo de Mario Vargas Llosa, un intelectual apocalíptico que llega a desear una nueva oportunidad post-apocalíptica para una humanidad robotizada:

"La robotización de una humanidad organizada en función de la "inteligencia artificial" es imparable. A menos, claro, que un cataclismo nuclear, por obra de un accidente o una acción terrorista, nos regrese a las cavernas. Habría que empezar de nuevo, entonces, y a ver si esta segunda vez lo hacemos mejor."

Para los apocalípticos, el mundo se ha vuelto líquido y, por tanto, incontenible e inmanejable. Zygmunt Bauman, autor de esta metáfora de la modernidad líquida, afirma en su libro 44 cartas desde el mundo líquido:

"Afortunadamente, ahora disponemos de algo que nuestros padres no podían siquiera imaginar: tenemos Internet y la red global... ¿Afortunadamente? ¡Ay!, acaso no sea una situación tan afortunada, puesto que la pesadilla de la insuficiencia de información que hizo sufrir a nuestros padres ha sido sustituida por la pesadilla, aún más sobrecogedora, de una riada de información que amenaza con ahogarnos y prácticamente nos impide nadar o bucear."

Sin embargo, frente a estos teóricos del apocalipsis podemos plantear una única pregunta: ¿puede un docente ser apocalíptico?¿Cabe la objeción de conciencia en el uso de las TIC?¿Son una opción?¿Podemos disentir?

La comparación médica aquí es obligada: no podemos negarnos a usar un instrumento que potencia - de múltiples formas, por múltiples vías - el aprendizaje de igual forma que en medicina no cabe usar procedimientos o herramientas obsoletas.

Así pues, os invito a una fiesta. Pensemos juntos cómo podemos ayudar a nuestros compañeros y compañeras más apocalípticos para que se integren y disfruten también de esta celebración de la información y la comunicación.

Para ello podríamos pensar por qué sólo ven apocalipsis donde nosotros vemos comunicación; podríamos ayudarles a ver que el caos es menor si usas listas de Twitter o un buen lector de feeds; podríamos explicarles que no consiste en saberlo todo sino en crear las condiciones para que nuestros alumnos y alumnas puedan aprender; podríamos ayudar al equipo directivo a diseñar un Proyecto Digital de Centro en el cual todos tengamos cabida; podríamos, incluso, invitarlos a entrar en Twitter, si aún no lo conocen; en resumen, este curso nuestro objetivo podría ser integrar a un docente apocalíptico. Quizás solo necesite que alguien le dé la mano.

¿Te apuntas?

Valoración media
4.142855
Tu voto: Ninguno Valoración: 4.1 (7 votos)
4.142855
Tu voto: Ninguno Valoración: 4.1 (7 votos)
Compártelo con un amigo
X
Recomendar a un amigo
Comparte este post en: | Más

Comentarios del post

Avatar de Eulàlia Busquets Lluch

apocalípticos e integrados

No veo tampoco necesariamente la idea de líquido unida a apocalíptico. Precisamente hoy en día hay que ser un poco líquido si queremos estar integrados.O sea, que hay que estar constantemente en posición de flexibilidad, aprender y saber van unidos porque sólo sabe quien está aprendiendo constantement y quien cree que para saber debe seguir aprendiendo. Por lo tanto, esto abre la posibilidad a la opinión del otro, al constante contraste de la información, la ampliación y la revisión y la participación del otro. Los apocalípticos son los que no se quieren adaptar a los cambios imparables que estan ocurriendo. La escuela no puede vivir de espaldas a la revolución tecnológica que implica internet y todo lo demás que está apareciendo y cambiando nuestro mundo. Creo que ya lo he dicho todo. El apocalíptico ve todo cambio como negativo y piensa que tiempos pasados fueron mejor. El integrado no debe caer en el error de rechazar el pasado, sinó que debe ver el proceso de evolución y integrar aquello del pasado que nos puede ser útil. Nada sale de la nada. Gracias Fernando por tu brillantez!

... Escrito porEulàlia Busquets Lluch el día 06/12/2011 - 21:20
Avatar de José Luis Castillo

Sí veo esas tipologías, y algunas más

Tengo la sensación, desde hace algún tiempo, de que hemos llegado a una situación típica en el cambio de paradigma (en el sentido de Khun). Una situación en la que los dos paradigmas dejan de poder comunicarse porque se ocupan de cosas distintas, hablan lenguajes distintos, tienen métodos distintos.

Nado bien en lo líquido. De hecho, me encanta, me siento integrado. Pero hay mucha gente apocalíptica que se siente ofendida por ver nadar a integrados. Y cada vez veo más situación incómoda, cuando no violenta, entre integrados y apocalípticos. Por no poder comunicarnos (insisto, no poder, por mucho que nos esforcemos).

Eso me hace sentirme muy desintegrado de los que eran mis iguales, el profesorado. Pero resulta que he encontrado unos nuevos iguales. El alumnado. Pero... Pero son integrados de otro modo. Son integrados que no tienen el bagaje que yo tengo, aunque solo sea por edad.

En fin... Que me veo condenado a estar solo por ser integrado. Y es que aunque mi claustro sea la red, la red no está en mi día a día presencial. La red sí está en mi día a día virtual, pero supone un trabajo extra que también cansa.

Y es que nadar está muy, muy bien. Pero te obliga a no parar...

¿Habrá que aprender a hacer el muerto para sobrevivir integrado?

Tampoco me hagáis mucho caso... :)

... Escrito porJosé Luis Castillo el día 09/11/2011 - 14:28
Avatar de Teresa Ruiz

Ni apocalíptica ni integrada

Querido Fernando:
Estaba leyendo tu post y he tratado de clasificarme; he echado de menos un test con cuatro opciones de respuestas como los que aparecen en tantas revistas para adolescentes (y no tan adolescentes) que me ayudara a graduar mi integración, pero hacia la mitad del artículo, ya me había dado cuenta que ni estoy integrada, si por tal entendemos sumergida con fe ciega en el mundo TIC, ni soy apocalíptica, si por tal entendemos que debo compartir la idea de que la red nos va a pescar en el océano de la virtualidad para después axfisiarnos como a besugos. Soy una usuaria habitual que ve con escepticismo la pasión de quienes creen haber encontrado el bálsamo de Fierabrás tras el teclado; creo que la red, la información compartida, es una maravilla, pero prefiero un "hasta luego" en presencia y un abrazo de verdad que 3000 mensajes en el ordenador; prefiero reirme con cuatro amigas al alcance de mi mano que una pléyade de amigos en Facebook, en fin, que veo como hay mucha gente que vive de manera virtual y, lo que es peor, olvida vivir. Quizá en estas páginas se me tache de apocalíptica, de la misma manera que para mucha gente soy integrada. Las dicotomías siempre mienten. En fin, Fernando, te mando un abrazo virtual, que no compromete a nada, y espero darte uno en carne y hueso la próxima vez que coincida contigo. Prefiero el segundo.

... Escrito porTeresa Ruiz el día 04/10/2011 - 9:41
Avatar de Antonioo

¿liquído

He leído el artículo y he leído el aprendizaje invisible y no sé si soy o no integrado. No entiendo muy bien esa dicotomía entre integrados y apocalípticos.
Si Zygmunt Bauman es apocalíptico por considerar que el mundo es líquido, yo también soy apocalíptico.
Me sorprende el hecho de ver lo líquido como "incontenible e inmanejable". Me gusta más imaginar lo líquido como adaptable, integrado, que llega a todos los sitios y que sólo el tiempo le afecta y no el espacio.
El hecho de apuntar una realidad como es la posibilidad de que la información nos desborde y que hemos de ser más hábiles en la clasificación de la información, no veo en que te convierta en apocalíptico. Es precisamente este hecho uno de los que hace que sea más importante la formación en TIC para desarrollar el aprender a vivir en la red.
En lo demás, estamos de acuerdo, no es una opción. Pero siempre se podrá disentir de las cosas.

... Escrito porAntonioo el día 03/10/2011 - 15:48

Deja un comentario

El contenido de este campo no será publicado.
  • Web page addresses and e-mail addresses turn into links automatically.
  • Lines and paragraphs break automatically.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <p> <b> <br>

CAPTCHA
Esta pregunta se realiza para comprobar que eres una persona.
Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.
To prevent automated spam submissions leave this field empty.

archivo del blog

Escúchanos

enlázanos

Comunidad en Procomún