Participa en el blog, comenta, conoce a otros autores...

Ya somos 52842 usuarios registrados!

12 Abr
0
Tu voto: Ninguno

Con el dicho "que las ramas no nos oculten el bosque", que nos hace pensar sobre aquello que es fundamental y lo que es accesorio, comenzamos esta entrada que pretende poner por escrito algunas de las reflexiones que con frecuencia mantenemos sobre la web 2.0 (su uso, su difusión, sus aplicaciones...) y sobre la necesidad de modificar la metodología y mejorar las prácticas educativas.


Las personas que estamos en servicios de formación de profesorado comentamos la multitud de cursos que se imparten para enseñar a crear blogs o wikis,  para manipular imágenes, para trabajar con archivos de audio, para realizar presentaciones on-line, etc.

El profesorado que está en las aulas asiste a formaciones en las que aprende el uso de herramientas y aplicaciones varias y diversas que teóricamente sirven para mejorar sus prácticas educativas. Pero... ¿esto es así? ¿Los alumnos/as aprenden mejor sólo porque se utilice una presentación? ¿Aman más la literatura porque los contenidos literarios estén en un Google sites?

Las respuestas, evidentemente, son negativas porque no se trata de manejar aplicaciones sino de reflexionar sobre cómo esas aplicaciones y herramientas pueden favorecer y hacer más funcionales y significativos los aprendizajes, cómo pueden contribuir al desarrollo de las competencias básicas del alumnado, cómo pueden ayudar a que los alumnos y alumnas sean más autónomos y de qué manera pueden fomentar en el aula los aprendizajes colaborativos. Todo ello, además, dirigido a los ciudadanos y ciudadanas del mañana, nacidos ya muchos de ellos en el s. XXI.

La introducción de las TIC en las aulas se enfrenta al reto de modificar las metodologías para desterrar rutinas educativas obsoletas en el mundo actual. Sin embargo, se corre el gran peligro de que, deslumbrados por  el atractivo y la proliferación de las herramientas TIC, se dediquen muchas energías al envoltorio técnico, olvidando el CÓMO y el PARA QUÉ se utilizan.

En este contexto, queremos reivindicar y enmarcar el uso de  las Webquest, desconocidas hasta hace unos años por la gran mayoría del profesorado y presentes actualmente, aunque poco a poco, en las aulas. Su nacimiento es anterior al de la Web 2.0, pero son  herramientas con un gran potencial didáctico.

En Educ@contic han aparecido mencionadas en diferentes ocasiones a través de las aportaciones de nuestros compañeros (hemos llegado a encontrar hasta 22 entradas relacionadas con Webquest). Por ello, no vamos a centrarnos en la descripción de los apartados de las WQ pero sí en las implicaciones metodológicas que supone su uso adecuado en las aulas y que nos llevan a recuperarlas de nuevo en esta entrada.

Con respecto al aprendizaje de lenguas, que es el ámbito en el que nosotras trabajamos, en la red aparecen muchas propuestas que son actividades sueltas, descontextualizadas y trabajan sólo aspectos formales de la lengua. Estas propuestas repiten los esquemas del enfoque gramatical de la enseñanza de las lenguas. Frente a ellas, las Webquest constituyen, debido a su estructura, verdaderos proyectos digitales porque respetan  las premisas del ENFOQUE COMUNICATIVO que exige un modelo didáctico basado en el USO lingüístico, centrado en la COMPRENSIÓN y PRODUCCIÓN DE TEXTOS y organizado en torno a una PRODUCCIÓN FINAL.

Como todos los elementos que tenemos a nuestro alcance, también  las WQ pueden convertirse en objetos de transmisión pasiva de conocimiento, centrarse en la repetición de  prácticas de aprendizajes descontextualizados...  Sin embargo, un buen uso de las WQ  permite la construcción del conocimiento de forma autónoma a la vez que desarrolla estrategias de búsqueda y procesamiento de la información y fomenta la colaboración y la discusión.

Su uso en el aula implica la modificación del papel del profesor y del alumno en el proceso de aprendizaje ya que el alumnado trabaja de manera autónoma y se convierte en protagonista directo de su aprendizaje, mientras el profesorado es el facilitador de recursos, la figura motivadora... Asimismo, afectan al uso del espacio, puesto que exigen un aula con determinados requisitos (ordenadores, acceso a la red, etc.).

Un aspecto relevante en la utilización de las Webquest es el referido a  la evaluación ya que el alumnado conoce desde el inicio de la tarea los criterios con los que va a ser evaluado lo que supone la incorporación real de la evaluación como una parte integrante de la secuencia didáctica. También influyen en la forma de realización de las actividades por parte del alumnado (soporte digital, uso de Internet, etc.), así como en la forma de recogida de las mismas por parte del profesorado (correo electrónico, Intranet, etc.). En este apartado  el uso de la web 2.0 puede resultar un gran aliado ya que al estructurar las actividades, el uso de muchas de las aplicaciones a nuestro alcance hace que las mismas puedan desarrollarse utilizando recursos hasta ahora impensables.

Además, las Webquest favorecen el desarrollo de las competencias básicas. A modo de ejemplo, podemos señalar que ayudan al desarrollo de la Competencia en comunicación lingüística, puesto que los alumnos al trabajar con una Webquest desarrollan diferentes estrategias de comprensión lectora, producen textos orales y/o escritos e interactúan con sus compañeros mediante el trabajo en grupo habitual en este tipo de metodología.

También fomentan el desarrollo de la Competencia en tratamiento de la información y digital, ya que la Webquest nace para favorecer la búsqueda guiada de información en la red y la elaboración y transformación de la misma, evitando la copia automática y acrítica. Asimismo, requiere el desarrollo de competencias digitales para saber utilizar diferentes aplicaciones digitales, para navegar eficazmente a través de la red y para optimizar nuevas formas de comunicación en el proceso de trabajo en el aula.

Del mismo modo, las Webquest colaboran en el desarrollo de la Competencia en aprender a aprender y competencia en autonomía personal, porque una Webquest persigue que el alumnado realice de manera autónoma sus propios aprendizajes. Los alumnos y alumnas se enfrentan de manera activa a las tareas propuestas tomando decisiones sobre cómo o cuándo realizarlas. La figura del profesor-transmisor de información pasa a un segundo plano dando el protagonismo al alumno que es quien busca, encuentra, selecciona y transforma la información adecuada para elaborar el producto final.

Asimismo, las Webquest influyen en el desarrollo de la Competencia social y ciudadana, en la medida en que fomenta el trabajo cooperativo. Un formato habitual en las WQ es el trabajo en grupo con la asignación de diferentes roles, lo que hace imprescindible el desarrollo de estrategias para la resolución colaborativa de las tareas, la utilización del diálogo para integrar los diferentes puntos de vista y la toma de acuerdos que sirva para enriquecer el producto final.

 

Os dejamos como muestra una Webquest "Los retos del siglo XXI" que ilustra los aspectos que hemos ido mencionando.  Constituye un proyecto de trabajo que:

  • Combina contenidos lingüísticos con contenidos propios de las ciencias sociales.
  • Presenta una finalidad comunicativa clara.
  • Está estructurado con una secuencia de actividades centradas en la comprensión y producción textual.
  • Utiliza plantillas y listas de control para las actividades.
  • Persigue la realización de una producción final.
  • Utiliza fuentes de información variadas.
  • Concede importancia a la autonomía.
  • Favorece cambios en la evaluación.
  • Presenta un cambio en los papeles profesor/alumno.

 

Existen diferentes sistemas para crear Webquest, en Educ@ncontic se han citado ya algunos de estos sistemas que resultan de manejo sencillo por parte del profesorado. Además, a través de los buscadores de Webquest es posible encontrar materiales adecuados para su incorporación inmediata en el aula en función de la programación que cada docente haya planificado. Os mencionamos algunos recursos para animaros a utilizar este tipo de material digital.

  • Para crear Webquest:

PHPWebquest

Plantilla de Isabel Pérez

Plantilla en Aula 21

  • Para buscar Webquest:

Bilbioteca semántica de Webquest

Listado en Aula 21

Recopilación en xtec

Bitácora sobre Webquest

En conclusión, el empleo de Webquest en el aula unido a la incorporación de las aplicaciones de la web 2.0 permite que el profesorado de lenguas utilice un material digital que cumple las premisas del ENFOQUE  COMUNICATIVO y que ayuda a la renovación metodológica en las aulas.

Valoración media
0
Tu voto: Ninguno
0
Tu voto: Ninguno
Compártelo con un amigo
X
Recomendar a un amigo
Comparte este post en: | Más

Deja un comentario

El contenido de este campo no será publicado.
  • Web page addresses and e-mail addresses turn into links automatically.
  • Lines and paragraphs break automatically.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <p> <b> <br>

CAPTCHA
Esta pregunta se realiza para comprobar que eres una persona.
Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.
To prevent automated spam submissions leave this field empty.

archivo del blog

Escúchanos

PodcastiTunes

Red de Buenas PrácTICas

Calendario TIC

enlázanos